La transformación de niño en adulto conocida como pubertad, implica angustias pasajeras en los jóvenes y episodios de depresión por los cambios que se gestan en el organismo, por este motivo muchos especialistas la denominan la "edad ingrata". Viene acompañada en el caso de las chicas del desarrollo de los senos, caderas, cintura y vello. Similares cambios son evidentes en los varones, como el tono de voz, aparición de acné, barba y bigote, mayor musculatura y estatura.

Muchos de los cambios en la piel se producen porque en los dos sexos aparece un exceso de actividad de las glándulas sebáceas, las cuales son las responsables de la secreción de sebo, capa de grasa que cubre las vellocidades, que origina el acné juvenil.

Anuncios
Anuncios

Es común que estos cambios produzcan malestar en los jóvenes (chicas o chicos), quienes en muchas ocasiones parecen el llamado "acoso escolar o bullying", al ser objetos de burlas de mal gusto en sus colegios.

En cuando a las chicas, suelen padecer de trastornos sicológicos leves causados por la aparición de los primeros períodos menstruales, lo cual demanda por parte de sus madres, tías o abuelas orientaciones sobre las medidas de higiene, los síntomas y sugerencias sobre cómo enfrentar estos cambios.

A partir de los 11 años comienzan los chicos, tanto hembras como varones a experimentar transformaciones en su cuerpo, así como también despierta el interés por el sexo opuesto, aunado a la aparición de las posibilidades de reproducción y fertilidad. La #Familia cumple un rol protagónico en la orientación juvenil de sus hijos, para evitar el embarazo precoz o las enfermedades venéreas.

Anuncios

La edad ideal

En caso de retrasarse la aparición de los síntomas de la pubertad, especialmente si ésta no ha aparecido hasta los 15 años en la joven y a los 16 años en el varón, se debe recurrir a la consulta médica. Se recomienda llevar a los adolescentes al médico dermatólogo en la caso de presentarse problemas severos de acné, para evitar la aparición de cicatrices en el rostro que pueden durarle toda su vida.

En las chicas es necesario considerar que muchas veces la aparición de las primeras menstruaciones o reglas no suelen ser muy regulares, en ocasiones son de flujo bastante escaso o severamente abundante, por lo cual es necesario acudir a la consulta ginecológica para ayudarlas con medicamentos a normalizar sus períodos. Se inician los dolores en los senos, debido a su abultamiento e hinchazón, por lo cual muchas veces deben tomar algunos analgésicos, los cuales deben ser recetados por el doctor.

Frente a este panorama de cambios físicos, es obligación de los padres explicar a sus hijos por qué y cómo ocurren estas transformaciones en el cuerpo humano e indicarles que es una evolución perfectamente normal. El conocimiento de los mecanismos de la pubertad les ayudará, tanto a los padres como a los hijos, a disipar dudas e intrigas, casi siempre sin fundamento. #Salud #Escuela