El #vino, la bebida favorita de los dioses es producto de una fermentación alcohólica de la uva. Es una de las bebidas que se consumen desde hace más tiempo en la tierra; aún así, son muy pocos los estudios que se tienen en la actualidad sobre los beneficios que este tiene en nuestra #Salud.

Su peculiar sabor es producto de muchos factores en el proceso de su preparación, como el clima, la madera donde de reposa y el tiempo que está en ella, la altitud, temperatura, entre otros.

Según algunos expertos, el mejor momento para consumirlo es entre el almuerzo y la cena. Por excelencia, debe ser tinto, ya que este mantiene la piel de la uva, fuente de polifenoles, la cual no podemos encontrar en el vino blanco.

Anuncios
Anuncios

Vino tinto: Beneficios

Entre sus beneficios más destacados se encuentra la relajación, característica que podemos encontrar en la mayoría de las bebidas alcohólicas, ayudándonos a manejar el estrés y sentirnos más descansados.

Cuando al corazón se refiere, es un excelente cardiovascular, ya que disminuye la posibilidad de padecer una enfermedad coronaria. Incluso aquellos que lo consumen frecuentemente, tienen una menor cantidad de proteína fibrionógena, encargada de prevenir la creación de coágulos en la sangre. Otro de sus beneficios es que equilibra la presión arterial.

En el caso de la aterosclerosis, una enfermedad que causa la degeneración de las arterias la cual hace que pierdan la capacidad de relajarse, ayuda a prevenirla y controlarla.

Por otra parte, algunos estudios indican que disminuye el colesterol malo.

Anuncios

También es bueno para la demencia y el Alzheimer, contiene resceratrol, encargado de producir neuroprotectores que cuidan las células nerviosas del daño y el conjunto de placas que ocasionan esta enfermedad.

Aunque no esté probado al 100%, hay estudios que aseguran que ayuda a prevenir el cáncer y evitar la propagación de células cancerígenas, activando su proceso de muerte celular. Algunos aseguran que previene esta enfermedad, sobre todo el cáncer de garganta.

El vino es un antioxidante natural y ayuda a retrasar el envejecimiento, demostrando,en algunos estudios, que mantiene la piel hidratada. Hoy en día podemos ver muchos productos de belleza con base en vino, hay quienes aprovechan este beneficio, sobre todo en las mascarillas, siendo estas, las más populares.

Aunque nada está realmente probado, son muchos los beneficios que otorga el vino tinto por lo que algunos doctores recomiendan una copa de vino al día. Lo importante es poder disfrutar de este hermoso placer embotellado sin olvidar que no se debe exagerar su consumo, y tomarlo con moderación. Así que como dice el dicho: "un día sin vino, es como un día son sol".