La preocupación que no conocíamos de niños a la hora de comer, comienza a manifestarse conforme pasa el tiempo. La genética, el estilo de vida, la edad y los hábitos al alimentarse y descansar son los factores que influyen y se ven reflejados en el peso; y aunque cada organismo es diferente, el paso de los años trae consigo un metabolismo más lento.

Para empezar, debemos entender que el metabolismo –es decir, el gasto energético del cuerpo-, es diferente en hombres y mujeres. Ellos suelen bajar de peso más rápido gracias a sus genes y a la presencia de una masa muscular mayor. En las mujeres existe una grasa que resulta “esencial” en pechos, caderas, glúteos y muslos, que a la vez provoca más resistencia; la grasa se usa como combustible más fácil y al tener menos masa muscular, el gasto energético disminuye.

Anuncios
Anuncios

¿A qué viene todo esto?

El sábado primero de julio, una noticia impactó en redes sociales y medios del país: Lucero Garza, madre de 24 años fue desconectada en un hospital de Monterrey, tras ser diagnosticada con muerte cerebral y padecer 6 días en un coma del que no pudo despertar.

Lucero no buscaba más de lo que muchas mujeres buscan en cualquier momento de su vida: bajar de peso. Sin consulta médica y dejándose llevar por los “productos milagro” que hay en Internet y Facebook, la regiomontana adquirió y tomó durante un mes Avitia Cobrax (antes Thermatrim y Pura Alegría) que la llevó a perder 7 kilos en 4 semanas.

“Era muy vanidosa… Siempre quería andar como princesa”, relató a Noticieros Televisa Marco González, esposo de la fallecida joven. Señaló que tras dar a luz a su hija, hoy de un año, Lucero luchó por eliminar los kilos que el embarazo dejó; tras la compra del producto (cuya página de Facebook para adquirirla en Monterrey desapareció) fue notorio el cambio en su cuerpo; sin embargo, no fue el único…

“Eran 3 kilos... No era gorda. Le gustaba cuidarse mucho y era básicamente a lo que se dedicaba. A cuidarse y a cuidar a mi hija. Fue una excelente madre.

Todo empezó que le dolía la cabeza, se tomaba un Bio-Electro y se le quitaba; el lunes de la semana pasada (26 de junio) dijo que no aguantaba, lloraba del dolor. Fuimos al hospital y la inyectaron; autorizaron medicamentos más fuertes y no le pasaba. Hasta que le diagnosticaron un edema cerebral…”

El encefalograma realizado a Lucero arrojó que ya sólo poseía un 3% de vida cerebral gracias al consumo de Avitia, que al tiempo que adelgazaba su cuerpo, provocaba serios daños a su cerebro.

Anuncios

Bajar de peso o morir

Las pastillas se anunciaban exclusivamente en Internet como un producto “natural” que prometía reducir grasa corporal sin perder músculo por medio del calor. Su costo oscilaba entre los 800 y 1200 pesos y la única recomendación que emitía era cuidar la hidratación durante el consumo.

Entre sus ingredientes visibles están vitamina C, minerales, flor de jamaica, jengibre, entre otros. También señalaba que curaba enfermedades como cáncer, diabetes, várices e incluso, Alzheimer y VIH.

La Cofepris prohibió su venta en el 2014 por contener elementos prohibidos en suplementos alimenticios; en 2015, la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios detectó que contiene un potente insecticida.

En busca del cuerpo perfecto

Tras la noticia, se emitió una alerta sanitaria en Nuevo León y el resto del país con el fin de decomisar este y otros productos “milagro”; también se exhortó a no caer en su compra sin supervisión médica.

Anuncios

Lucero Garza murió en la búsqueda del cuerpo “ideal”. Fuera por iniciativa propia o recomendación, tomó la vía “fácil” para reducir medidas; hoy su familia busca resignación por su pérdida y temen, ya que recientemente confirmaron haber ingerido el mismo producto.

No importa si son 5, 10 o 15 kilos los extra, no los subimos de la noche a la mañana. Entre los 20 y 30 años, el cuerpo posee un metabolismo rápido, que varía según la persona. Pero no hay camino fácil cuando se busca bajar de peso. La fórmula es llevar una vida practicando deporte y buena alimentación sin dejar completamente los antojos y de preferencia, bajo guía médica.

Bebe agua, come fibra, haz ejercicio, duerme bien y evita el estrés. Recuerda que no hay cuerpo perfecto. ¡No dejes de vivir!

#Ciencia #Salud #Medicina