Muchas mujeres padecen de pérdida del cabello, como resultado de problemas hormonales, como las enfermedades vinculadas con la tiroides. La desaparición del cabello o también conocida con el nombre de alopecia, puede trastornar la vida, dejando efectos psicológios. En el caso de los hombres, la calvicie es signo de una vitalidad particular y refleja problemas con la hormona masculina llamada tetosterona.

La calvicie masculina tiene una probabilidad de padecerla tres de cuatro hombres, lo cual es indicativo que es más común en ellos que en las mujeres. Es un fenómeno ligado a la producción de hormonas masculinas, que rigen la producción de sebo, también es un elemento de origen hereditario.

Anuncios
Anuncios

Para afrontar este problema, existen tratamientos médicos para hacer crecer el cabello, muchos son altamente costosos, pero no hacen milagros.

Una alimentación desequilibrada o una mala higiene del cuero cabelludo pueden precipitar el proceso de la calvicie en los hombres. Los choques afectivos, la preocupaciones y el estrés son también factores agravantes de la caída de cabello.

La edad en que ocurren las primeras pérdidas del pelo, tanto en la mujer como en el hombre, tienen su importancia; mientras más precoz es la caída, más rápida es la evolución. Para los caballeros, cuando a los 30 años se dispone de la mitad de la cabellera, es raro que a futuro se experimente una calvicie completa. Si las primeras caídas del cabello se presentan a partir de los 50 años, simplemente se tendrá una cabellera menos opulenta.

Anuncios

¿Y las mujeres?

Las mujeres también pueden perder el cabello con la edad. Pero con mucha menos frecuencia que los hombres, más tarde y menos difusa. En ellas, la cabellera puede tornarse menos espesa, a veces pobre, pero no hay zonas de calvicie fuerte.

Algunas etapas en la mujer pueden acelerar la pérdida de cabello, pero pueden ser reversibles; tales como el parto o la interrupción del embarazo, enfermedades, exceso de permanentes o coloraciones capilares, dietas para adelgazar demasiado estrictas, pueden ocasionarla de manera frecuente.

Existen muchos tratamientos eficaces para enfrentar la pérdida de cabello, uno de ellos son los injertos, que consiste en quitar fragmentos de cuero cabelludo de la coronilla y volverlos a insertar en las zonas escasas de cabello. Al conservar su entorno natural, estos cabellos no se ven afectados por la seborrea y continúan creciendo. Otros remedios naturales sugieren realizar baños cada tres semanas con agua de romero o linaza, las cuales debes dejar hervir durante cinco minutos, colarla y utilizarla como un tónico capilar. Adicionalmente, encontrarás en las perfumerías miles de productos que ofrecen resultados a mediano plazo, capaces de ayudarte cuando la calvicie no es un problema muy acentuado.

¿Y tu qué opinas sobre el tema? Puedes dejar tus comentarios para compartir ideas. #Salud #Belleza #Medicina