Anuncios
Anuncios

Con el propósito de mantener una adecuada higiene dental, los médicos odontólogos recomiendan a los pacientes, desde niños hasta ancianos, realizar el cepillado tres veces al día, después del desayuno, almuerzo y cena. Este proceso debe efectuarse durante tres minutos, con un cepillo dental apropiado con la edad y crema dental. Durante las mañanas, luego del cepillado, es conveniente el enjuague bucal y en las noches antes del último cepillado, se debe utilizar hilo dental para extraer los residuos de alimento que puedan haberse quedado entre los dientes.

Lamentablemente, la higiene dental en muchos países no ha recibido la importancia que merecen y la mayoría de los pueblos presentan un alto índice de enfermedades gingivodentales.

Anuncios

En estas naciones, con altos niveles de pobreza, se desconoce la importancia del cepillado - que debe llegar hasta las encías - y no existen campañas de educación sanitaria. Esta situación no permite que la población, tanto infantil como adulta, posea #Salud bucal.

¿Cómo debe ser el cepillo de dientes?

Los médicos odontólogos aconsejan a los pacientes el uso de un cepillo de diente práctico, ligeramente curvo y que tenga una cabeza no muy grande para llegar a todos los sitios del fondo de la boca. No debe ser blando, para que sea eficaz; ni duro, porque puede herir las encías y rayar el esmalte. Es preferible que el cepillo dental sea de cerdas sintéticas, pues las cerdas naturales rápidamente se convierten en receptáculos de microbios.

Con relación a la crema dental o dentrífico, ésta no debe contener jabón, porque disminuye la impermeabilidad de las encías; ni abrasivos que atacan el esmalte; ni colorantes porque pueden ocasionar alergias.

Anuncios

La presencia de flúor, así como la de una pequeña cantidad de antiséptico es conveniente.

¿Cómo cepillarnos?

Un buen cepillado se realiza desde la encía hacia el diente, en sentido vertical y en círculo. Nunca se deben cepillar los dientes en sentido horizontal. Para limpiarlos se debe recorrer toda la superficie, inclusive la cara interna. Las muelas, también llamadas molares, se deben cepillar de la misma forma.

Finalmente, se termina con un enjuague bucal haciendo rodar el líquido alrededor de los dientes y entre ellos. En el caso de las personas, que tienen los dientes muy pegados unos de los otros, es necesario utilizar el hilo o seda dental, para expulsar los residuos alimenticios que hayan quedado metidos entre los dientes. #Nutrición #Medicina