Anuncios
Anuncios

La pañalitis, también llamada eritema o dermatitis por el pañal, comienza por un enrojecimiento intenso de la región cubierta por el pañal en los bebés. La piel se torna sensible y dolorosa, en los casos graves la dermatitis se extiende por fuera de la zona de los pañales, provocando incomodidad y llanto a los recién nacidos.

Esta enfermedad es propia de los bebés, porque no logran el control de los esfínteres, el cual se va adquiriendo paulatinamente a medida que el recién nacido va creciendo. La evolución de los niños pequeños en aspectos como gatear, caminar o controlar los esfínteres no es igual en todos. Cada bebé tiene su propio tiempo para dar los primeros pasos o regular sus necesidades, en materia de orina o defecación.

Anuncios

¿Cómo aparece la pañalitis?

La pañalitis se desarrolla por el roce del pañal húmedo de orina con la piel del bebé. Además, la acidez o alcalinidad de la orina y heces - especialmente si hay diarrea - contribuye a fomentar el eritema. Como complemento ciertos materiales utilizados en la elaboración de los pañales, como sustancias químicas o perfumes tienden a irritar la piel. La humedad y el calor que existen en el interior del pañal son un caldo de cultivo para la formación de microorganismos que penetran en la piel aprovechando su irritación.

Medidas para evitarla

Los médicos pediatras recomiendan a los padres inspeccionar regularmente la "colita" del bebé, cambiar el pañal cada vez que esté húmedo o sucio, no utilizar pantaletas plásticas, ni pañales cerrados herméticamente. Por otra parte, también aconsejan mantener al bebé sin pañal durante algunas horas del día, lavarlos con agua tibia en cada cambio del pañal, utilizar un jabón neutro o especial para niños recién nacidos, no usar talco, lociones o cremas perfumadas sobre la zona afectada y secar bien la piel del bebé, con toques suaves sin frotar.

Anuncios

En los casos de una pañalitis infectada se observan costras o pus, debido a la existencia de bacterias. Adicionalmente, cuando hay candidiasis, la piel se torna enrojecida. De presentarse estos síntomas, los padres deben llevar al bebé a la consulta con el médico pediatra.

El tratamiento que indican los doctores se realiza con base en la acción tópica de medicamentos, éstos son probados y evaluados en profundidad por médicos pediatras y desarrollados científicamente después de prolongadas investigaciones clínicas. Los padres deben preguntar al pediatra que lleva el control del bebé, sobre los tratamiendos adecuados, especialmente aquellos que combaten los microorganismos presentes en la infección. #El malestar que ocasionan las Enfermedades #Salud #Medicina