Anuncios
Anuncios

Durante las tardes lluviosas, cuando el cielo se torna gris y las cortinas bailan por el viento, nos consentimos con un americano o quizá un moka. Mejor si lo acompañas por un pan o galletas. Pero eso que sentimos como un apapacho sólo es producto de la sensación de placer que genera en nuestras mentes. En realidad estamos dañando a nuestro organismo por el exceso de azúcar.

¿Qué tipos de azúcar existen?

Hay dos tipos de azúcar, una es la natural y el otro es el añadido. Encontramos la natural en alimentos de origen vegetal, frutas, verduras, frijoles, papas, arroz y leche. Estos alimentos los necesita nuestro organismo para realizar todas sus funciones, ya que poseen gran valor nutricional.

Anuncios

Las frutas nos proporcionan fructuosa, vitaminas, azúcar, fibras, hidratos de carbono y agua. La fructuosa es un tipo de azúcar que nuestro organismo absorbe lentamente, así que no eleva los niveles de azúcar en la sangre. Lo recomendable es incrementar en tu #dieta el consumo de vegetales y frutas.

Por el contrario, los añadidos tienen alto contenido de fructuosa por lo que es complicado metabolizarlos. Ya que son endulzantes producidos químicamente, como: el azúcar blanca o morena, chocolates, cereales, salsas, postres y mermeladas. Este es el tipo que más consumimos. La encontramos en la mayoría de productos que consumimos, a veces sin querer la consumimos. Pero, si eres de esos que cuando tienen sed, inmediatamente buscan una coca, piénsatelo dos veces. Ya que al día nuestro organismo puede procesar 25 gr de azúcar.

Anuncios

Pero tan sólo una coca de lata posee 35 gr de azúcar, ahora suma todo lo que ingieres de azúcar procesada en un día.

¿Cómo afecta el azúcar añadida a la salud?

Si nuestra dieta incluye demasiada del tipo añadida padeceremos deficiencias nutricionales, ya que este tipo de azúcar roba las vitaminas. Este tipo de azúcar puede provocar hiperglucemia, incrementar nuestros niveles de azúcar, provocar sobrepeso, deterioro de dientes y obesidad. También afecta la concentración y disminuye el rendimiento de nuestro cerebro. Cuando comemos alimentos con este tipo de azúcar, primero nos sobreexcita y después, nos tumba. Estos endulzantes anulan a las vitaminas B, necesarias para el estudio, la memoria y la concentración.

Ahora ya saben que si quieren lograr sus objetivos, aprovechar cada minuto y mantener su organismo en mejores condiciones, necesitan consumir más frutas y menos dulces. #Menosazucar #Salud