Anuncios
Anuncios

Los dientes de leche son veinte y comienzan a aparecer entre los seis meses de edad y los tres años, pero sus brotes están presentes desde la primeras semanas de vida intrauterina. Generalmente, éstos comienzan a caerse entre las edades de 6, 7, 8 y hasta los 12 años, cuando son reemplazados por los dientes definitivos. Debido a su importancia en el proceso de masticación y estética, es vital mantener una adecuada higiene bucal para conservarlos sanos, al igual que asistir una o dos veces al año a la consulta odontológica.

Las muelas salen sólo una vez, mientras los molares de leche son reemplazados por los premolares del adulto.

Anuncios

Estas 32 piezas pequeñas y duras permiten la masticación y tienen un rol importante en los sonidos y en la estética del rostro. Desafortunadamente, puede suceder que las muelas no estén bien colocadas en la dentadura, o se encuentren mal alimentados por la falta de calcio durante la infancia e incluso estén maltratados. En esos casos aparecen caries y parodontopatías, afecciones bucales graves que se pueden curar con la visita al médico odontólogo o por medio de una higiene dental estricta.

La Organización Mundial de la #Salud considera a las caries como una de las enfermedades más comunes y extendidas en todas las poblaciones del mundo, debido a la pobreza y falta de servicios odontológicos gratuitos o de bajo costo para los pacientes. Por su parte, las parodontopatías aparecen especialmente en los adultos, afectando las encías y los tejidos de sostén de los dientes.

Anuncios

¿Qué es la placa bacteriana?

La llamada placa bacteriana es una capa blanda, pegajosa, amarillenta que se deposita en el límite de la encía y los dientes. Está formada por residuos alimenticios, sarro y sobre todo millares de bacterias, que transforman muy rápido todo lo que contiene azúcar en ácido láctico.

Este ácido ataca el esmalte y si no se atiende a tiempo perjudica la dentina, luego la pulpa dental, con complicaciones locales como abscesos e inflamaciones y pueden aparecer otras afecciones a distancia, de tipo cardíaco e inclusive renales.

Para disminuir la formación de la placa bacteriana es aconsejable adoptar mejores hábitos alimenticios, como por ejemplo ingerir alimentos suavemente y masticarlos bien. También se recomienda consumir menos azúcar o productos dulces, especialmente durante las noches, cuyo azúcar podría permanecer en contacto con los dientes mientras duermes. Pero nada puede reemplazar la visita al odontólogo, para realizar una limpieza general de los dientes y verificar el estado general de la salud bucal. #Medicina