Hot #yoga, el nuevo ejercicio del momento, ha generado muchos mitos y realidades a su alrededor. También conocido como Bikram yoga, es una práctica de Habla yoga, fue creada por el estros Bikram Chodhury de origen indio, prometiendo una práctica que, según dice, genera bienestar físico y mental. Esta forma de meditación se basa en una sesión donde debes hacer 26 posturas en un orden estricto dentro de un mismo cargo y dos ejercicios de respiración, la práctica debe durar unos 90 minutos a una temperatura de 42 grados centígrados y 40 grados de humedad.

Se fundamenta en la búsqueda de un cuerpo saludable para sentirse bien, estar en paz y tener un crecimiento espiritual, además de la realización de la felicidad personal.

Anuncios
Anuncios

Esta técnica se popularizó a inicios de 1970, resurgiendo este verano.

Hot Yoga, ¿cuáles son los beneficios?

Según los especialistas, en esta técnica el calor hace que mejore el sistema inmunológico, se mejora el sistema cardiovascular y fortalece la voluntad, el auto-control y determinanción, pues mantener el ritmo en esas condiciones se vuelve muy pesado, volviéndote más fuerte. Algunos incluso han dicho que se sienten ligeramente más tonificados.

Al tener altas temperaturas durante las clases, es muy común generar una oxigenación excesiva, eliminando las toxinas a través de la piel, desintoxicando el cuerpo y prometiendo tener la sangre más oxigenada, ya que trabajas todos tus órganos, huesos, ligamientos y células del cuerpo, además de asegurar que obtendrás un peso adecuado, buena salud, y sobre todo, una bienestar mental que crea claridad, aumenta la autoconfianza, vitalidad, autocontrol, y las alegrías de vivir.

Anuncios

Hot Yoga, los contras de practicarla

Entre las muchas negativas que tiene, enmarcan que acelera el ritmo cardiaco, lo cual puede ocasionar una lesión cardiovascular además de que, según algunos que lo practican, aseguran que puedes sentirte mareada, con náuseas y dolor de cabeza.

En cuanto a las calorías, según la Universidad Estatal de Colorado se encontró que, en un grupo de 90 participantes que estuvieron en 24 sesiones de yoga, las personas casi no redujeron su peso. A pesar de sentir, gracias al calor y al esfuerzo, que quemas muchas calorías, el estudio demostró que un hombre promedio quema un aproximado de 460 calorías, y una mujer 330, equivalentes a una caminata a paso normal por 90 minutos, lo mismo que suele durar una clase. #meditación