Anuncios
Anuncios

La luz solar está constituida por rayos ultravioletas e infrarrojos, por este motivo la exposición al sol puede causar un lindo bronceado, pero también una severa quemadura cutánea e inclusive una insolación. Esto ocurre dependiendo de la clase de exposición, el tipo de piel, la hora del día, la ubicación geográfica y el uso de agentes protectores. En países tropicales, la protección debe ser más prioritaria, porque la luz solar cae perpendicularmente durante la mayoría de los meses del año.

Las personas de piel oscura o las que se han bronceado progresiva y lentamente, tienen mayores defensas contra las quemaduras solares.

Anuncios

Por el contrario, los individuos con la piel muy blanca son propensos a graves daños y el efecto acumulativo de la luz solar puede desencadenar - con el paso de los años - en arrugas prematuras, manchas pardas y cánceres en la piel, como el melanoma.

La quemadura en la piel que origina la exposición al sol es una lesión cutánea debido a una excesiva exposición a la luz solar. Puede ocurrir cuando las personas van a la playa, piscinas, parques o campamentos e inclusive al realizar deportes al aire libre durante muchas horas.

La quemadura en primer grado refleja un enrojecimiento en la piel, ardor e incomodidad que pueden ser atenuados con lociones hidratantes y analgésicos. Mientras, la quemadura en segundo grado se acompaña de una inflamación severa, ampollas y deshidratación. Este tipo de quemaduras requieren atención médica, particulamente en niños y ancianos.

Anuncios

Evitar daños en la piel

Especialistas en dermatología, recomiendan usar lociones con filtros solares al momento de exponerse al sol directamente e inclusive si la persona se mantiene en casa y muy especialmente en los países con climas cálidos. En el caso de realizar deportes marítimos, estas lociones deben ser resistentes al agua.

Igualmente es recomentable usar ropas que cubran las áreas más sensibles, como hombros, pecho y brazos. Es apropiado utilizar un sombrero de ala ancha para proteger el rostro. En la playa se debe utilizar lentes para sol con protección ultravioleta, para resguardar los ojos de los rayos reflejados en la arena.

Importancia de la protección solar

Debido al avance de la ciencia y tecnología en el área de la #Salud, los productos con factor de protección solar se venden en infinidad de presentaciones, tales como lociones, aceites, geles, mousses y aereosoles. La mayoría tiene en sus etiquetas el número de protección solar, mientras más alto, mejor cuidada estará la piel.

Anuncios

El factor de protección solar varía desde 15, 30, 50 e incluve 100, éste último considerado como uno de los más elevados.

Las recomendaciones sobre el uso del factor solar señalan que debe aplicarse antes de salir al aire libre, extender una capa uniforme sobre la piel expuesta y solicitar ayuda a otra persona para untarlo en la espalda. Igualmente es necesario prestar especial atención a la nariz, las orejas, los hombros y el empeine del pie; además volver a aplicarlo con frecuencia si se está nadando o haciendo ejercicios. #Belleza #Medicina