Un proverbio chino dice: "El padre de la enfermedad pudo haber sido cualquiera, pero no cabe duda que la madre fue la mala #dieta". Con esta frase, lo que se intenta es tener el conocimiento necesario para tratar y prevenir los problemas de #Salud. Los temas sobre la forma de alimentarnos para mantener a nuestro organismo en buen estado son muchos. De hecho las comunidades científicas y organizaciones mundiales, que velan por guiar a las personas con lo que deben comer para su beneficio saludable, están continuamente perfeccionando nuevas teorías acerca de la buena #alimentación.

De acuerdo a los hallazgos científicos, los alimentos poseen maravillosos poderes curativos y preventivos, así como también la manera de cómo afectan el comportamiento celular, promoviendo la salud o la enfermedad.

Anuncios
Anuncios

Actualmente se sabe con mayor claridad qué alimentos pueden influir sobre el abanico de problemas en cuanto a la salud.

"La importancia de los alimentos en la salud [VIDEO] la podemos controlar plenamente. Cada cual tiene la última palabra acerca de lo que debe llegar o no al estómago. Los otros factores no siempre se pueden controlar, como sucede con el aire que respiramos, el ruido o el clima emocional que nos rodea. Pero siempre podemos controlar lo que comemos. Sería una pena desperdiciar semejante oportunidad para influir sobre la salud", afirma el Dr. Andrew Weil, de Natural Health.

Son milagrosos los alimentos

Los alimentos activan el cerebro y levantan el ánimo, aportan cargas de energía eléctrica al cerebro para acelerar el pensamiento y mejorar nuestro desempeño, impedir que el cristalino del ojo se opaque a causa de las cataratas en la vejez, dilatar las vías respiratorias para facilitar la respiración, aumentar la resistencia del estómago a las úlceras, estimular la producción de células para combatir las infecciones, atacar a las bacterias y virus con fuerza al igual a la de los medicamentos de laboratorio, alterar la inmunidad para alejar la gripe común y la fiebre del heno.

Anuncios

Los alimentos desempeñan un papel primordial en la enfermedad cardíaca. La comida pone en movimiento una serie de destructivos procesos de estrechamiento y endurecimiento a las arterias, pero también ponen a circular en la sangre un proceso químico, cuyo objetivo es atacar a los enemigos de las arterias, logran crear agentes para disolver los coágulos sanguíneos, adelgazar la sangre y reducir el colesterol, estimular la producción de insulina y controlar la elevación del azúcar en la sangre [VIDEO].

No hay duda del poder medicinal de los alimentos para vencer enfermedades, por otro lado, no se le puede restar importancia a los medicamentos fabricados por el hombre, lo ideal es utilizar lo que nuestra madre naturaleza nos da para prevenir la enfermedad y tener una mejor calidad de vida.