Anuncios
Anuncios

La calidad de vida del ser humano se ha ido deteriorando lentamente a través del tiempo, el estilo de vida actual nos hace ingerir mayormente alimentos rápidos e industrializados ricos en azúcares y grasas, además de convertirnos en personas más sedentarias y a someternos a situaciones de gran estrés, por nuestras actividades diarias. Las condiciones a las que nuestro organismo se expone favorece a que se presenten diversas enfermedades, que son un problemas de #Salud pública y afecta a millones de individuos alrededor del mundo y no sólo eso, también afecta a adultos y niños por igual.

El sobrepeso y la obesidad es consecuencia del estilo de vida poco saludable que tienen muchas familias.

Anuncios

De acuerdo con la Secretaría de Salud, México ocupa el primer lugar en #obesidad infantil en el mundo y los adultos le siguen en segundo lugar.

"La obesidad se caracteriza por una acumulación progresiva y excesiva de grasa, particularmente en el abdomen y por incremento en el peso corporal". Muchas personas que padecen de obesidad, principalmente adultos, optan por recurrir a diversos productos que garantizan bajar de peso de manera rápida y fácil, productos como: geles y cremas reductoras, pastillas para control del apetito o reducción y expulsión de la grasa corporal, aparatos de alto impacto, aparatos vibradores, tenis especiales, pulseras magnéticas, fajas reductoras, licuados y suplementos alimenticios, entre otros.

¿Por qué son productos milagro?

Todos los productos que nos ofrecen en las campañas publicitarias para bajar de peso o para mejorar nuestra figura son engañosos, no existen productos que pongan fin a nuestros problemas en tiempos cortos y sin hacer sacrificios, por lo tanto, son productos #milagro que buscan persuadirnos para cumplir nuestros deseos, tratan de suplir lo que una dieta saludable y el ejercicio podrían logar.

Anuncios

Los productos milagros no sólo no sirven, también nos pueden perjudicar, hay un daño económico y un riesgo sanitario porque pueden enmascarar los síntomas y signos de trastornos que necesitan atención médica, o pueden presentarse efectos como "insomnio, nerviosismo, cólicos, arritmias, calambres, diarreas, mareos, náuseas, prurito, temblores, vómitos, incremento del apetito, alteraciones del hígado, dolor abdominal, inflamación de la piel, taquicardias, dolores de cabeza, deshidratación y malestar en general".

Todos lo productos antes de salir a la venta para consumo humano por ley deben de ser estudiados, someterlos a pruebas de calidad, eficacia y seguridad; sin embargo, según la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de la Secretaría de Salud, los productos o servicios milagro, de los que ha identificado más de 250 en México, están mal clasificados; sus fabricantes suelen clasificarlos como artículos cosméticos o suplementos alimenticios cuando en realidad son otra cosa.

Anuncios

Si bien es cierto, que las personas con sobrepeso u obesidad sufren daños es su autoestima, provocando inseguridad o dificultad para relacionarse, ansiedad, depresión y pensamientos negativos; además de que hay una legislación insuficiente de estos productos, es necesario ante este tipo de publicidad tener una postura crítica y saber detectar mentiras u omisiones para tomar buenas decisiones, que no afecten a nuestra salud y a los que nos rodean.