Anuncios
Anuncios

Llevas ya un tiempo con tu pareja, sigues amando todo de él o ella, sientes que te llena a full, sientes que estás viviendo una historia de amor de película, siguen saliendo y al parecer todo marcha bien, pero un día comienzas a notar cambios en sus actitudes, ya no te llama como antes, ya no te abraza y besa como al principio, ahora descubres que entra al baño con el celular o busca un pretexto para no salir contigo; un día recibes la llamada que más miedo nos da, levantas la bocina, saludas efusivamente y del otro lado del teléfono sólo se escucha el tan temido: "Tenemos que hablar", en ese momento sientes que las tripas se hacen bolas dentro de ti, tu corazón late más y más rápido, sientes que vas a desmayar y lo único que puedes pensar es: "ya van a romper mi corazón otra vez".

Corazón roto

Esta historia no es nada novedosa, a todos nos ha pasado más de una vez en la vida, nos sentimos los seres más diminutos en la tierra y lo único que pensamos es que vamos a padecer de un corazón roto; pero ¿sabías que esto va más allá de hablar en sentido figurado?, padecer un corazón roto es algo así como si tuvieras una gripa o una infección en la garganta y así como esas enfermedades tienen una prescripción médica, el corazón roto también la tiene, y no necesariamente del lado emocional, hoy te explicaremos la razón científica y la cura a este padecimiento, del cual nadie morirá.

Anuncios

El lado científico y la cura del corazón destrozado

Resulta que cuando vives una ruptura amorosa o sentimental, tu sistema nervioso parasimpático que se encarga de controlar las funciones y actos involuntarios así como de la producción y el restablecimiento de la energía corporal, manda una señal desde el cerebro al corazón y estómago, y ésta desencadena una avalancha de emociones que seguramente te serán conocidos y habrás padecido una o varias:

#1 Las vías respiratorias se contraen dificultando la respiración

#2 Comienza el molesto nudo en la garganta

#3 El sistema digestivo se encoge a tal nivel que produce esa fastidiosa sensación de sentir un hoyo en el estómago

#4 El corazón se desacelera tan rápido que literalmente sientes que se está rompiendo en pedazos

Pero ante estos puntos, ya hay una cura y no tenemos por qué preocuparnos más, ya que es muy fácil quitarse esos síntomas tan molestos tomando un rico y delicioso cocktel de acetaminofen (Tylenol) con un vaso de tu bebida favorita (agua, té, refresco, cerveza, vino, etc..) y esto ayudará a aliviarte el dolor físico que produce este malestar.

Anuncios

No olvides que la mejor cura para un corazón roto es pasar tiempo contigo y volver a enamorarte de ti, para agarrar las riendas de tu vida emocional. #amor #Corazon roto #Cura para el amor