Anuncios
Anuncios

La lipólisis es uno de los procedimientos estéticos demandados por los pacientes que buscan lucir una figura esbelta, ideal para reducir la grasa localizada, disminuir medidas y mejorar la apariencia de la piel. En el caso de las mujeres, la mayoría almacena grasas en zonas específicas del cuerpo, como la cintura, caderas y abdomen, especialmente después de los embarazos.

Muchos hombres optan por realizarse este tratamiento en la parte abdominal, debido a la fuerte tendencia a acumular grasa localizada en esta área, resultado de una dieta desequilibrada o una vida sedentaria.

La lipólisis, también conocida con el nombre de lipoláser o liposucción es uno de los primeros tratamientos utilizados en los centros de #Belleza a nivel mundial, por sus características no invasivas.

Anuncios

Es un procedimiento estético que consiste en la descomposición de la grasa, mediante un equipo láser que provoca una reacción química y promueve la absorción natural, por parte del cuerpo.

La mayoría de los pacientes sugieren al médico tratante la necesidad de aplicarla en la región abdominal, caderas, glúteos, piernas, brazos u otras áreas. Con este procedimiento también mejora la flacidez cutánea, el tono y la elasticidad.

Muchos países, especialmente las naciones desarrolladas, utilizan la lipólisis como una herramienta para ayudar a mujeres y hombres a lucir una figura esbelta.

¿Qué precauciones se deben tomar?

Este procedimiento estético debe ser aplicado únicamente por doctores expertos, debido a que la lipólisis es un tratamiento médico que tiene ciertas exigencias. La evaluación médica inicial determinará si es recomendable aplicarla en algunas áreas.

Anuncios

Para realizar la lipólisis se toman en cuenta pacientes sanos, propensos a obtener mejores resultados.

Una vez realizada la lipólisis, los médicos cirujanos recomiendan a los pacientes el uso de una faja post-quirúrgica para ayudar al cuerpo a recuperarse. Luego de una semana de reposo, los pacientes pueden incorporarse a sus actividades progresivamente y evitar la exposición prolongada al sol, para que no ocurran daños en la piel.

La lipólisis láser no debe realizarse en mujeres embarazadas o en período de lactancia. Tampoco es aconsejable para pacientes muy obesos, ni en menores de edad. Este procedimiento no se realiza en pacientes diabéticos, con enfermedades circulatorias o cardiovasculares. #Salud