Megan Fox representa el arquetipo de belleza sensual que en Hollywood tanto gusta y que tanto requieren los estudios para "atraer al público masculino". En cierto sentido es el mismo arquetipo que, salvando las enormes distancias de calidad interpretativa, tenía hace veinte años Angelina Jolie. Una mujer de labios enormes, ojos ligeramente felinos, delgada pero con ciertas curvas y una actitud agresiva, lo que en Estados Unidos llaman "badass".

Sin embargo, fuera de las pantallas la vida de esta actriz es muy distinta al estereotipo que surgiría de la pantalla. A Megan Fox no le gusta hacer ejercicio, ni los grandes estrenos, ni el maquillaje, ni tener que vestirse de princesa para la alfombra roja.

Anuncios
Anuncios

Ella se confiesa hippie y feliz cuando va por la calle con sus hijos con la cara lavada. Odia que la maquillen tanto y dice que cuando se ve en las películas no se reconoce debajo de todas esas capas de "ilusión".

Resulta muy irónico que las cintas que le han traído tanto éxito sean precisamente aquellas en las que no tenía mayor función en la película que ser atractiva y que parte de ese atractivo fuera precisamente todo el maquillaje que le ponían encima. Evidentemente debajo hay una mujer que ha sido bendecida con un físico envidiable, pero eso no da tan bien en cámara.

Ahora vuelve con una película en la que la mayor parte del maquillaje no recae en ella, sino en los personajes con los que más interactúa. Estoy hablando de "Tortugas Ninja", cinta en la que interpreta a la periodista April O'Neal, la pelirroja de mono amarillo que a finales de los años ochenta logró que eso nos pareciera atractivo.

Anuncios

Preguntada por la cinta Megan Fox ha expresado su ilusión por participar en la nueva franquicia de los quelonios más molones de toda la historia. "Me hice fanática de las Tortuga Ninja cuando vi la película con los personajes de 1991. Desde ese momento he estado enamorada de los personajes y de la historia. Nunca había estado tan excitada por formar parte de un proyecto".

Esta cinta llegará a las carteleras en pocas semanas y nos traerá a Leonardo, Michelangelo, Donatello y Raphael y sus aventuras por la ciudad. Veremos si Megan Fox da la talla.