Amanda Bynes continua en el ojo del huracán luego de que el pasado sábado el portal de TMZ publicó un audio donde supuestamente la actriz revelaba querer matar a sus padres: ""Si mi padre fuera tu padre entenderías por qué quiero cortarle las venas. Aún no he decidido cómo quiero matarlo... literalmente es la peor persona. Nada me daría más placer que rajarle la garganta" dijo la joven, pues según en declaraciones pasadas ella asegura que su familia quiere controlar su dinero.

Ante esta fuerte confesión Bynes decidió publicar en su cuenta oficial de Twitter que solo se trataba de una pequeña broma: "Obviamente estaba bromeando acerca de herir a mi familia", aseguró la actriz de Nickelodeon.

Anuncios
Anuncios

Pero sus declaraciones fueron tan impactantes que no le quedo de otra mas que mandar un comunicado disculpándose por estas amenazas hacia sus padres: " Estoy haciendo mi mejor esfuerzo para mejorar. Realmente lamento las declaraciones que hice. Lamento cualquier dolo a mi familia y otros. Estoy agradecida por la paciencia y el entendimiento de otros", dijo la actriz.

Y sobre las personas que grabaron el audio esto comentó: "Lamento haber confiado en gente que claramente no son mis amigos y capitalizaron mi enfermedad. Nunca esperé que otros se aprovecharan y beneficiaran de mi condición. Estoy muy decepcionada con aquellos que me arrullaron en un falso sentido de seguridad sólo para encontrar que estaban interesados en vender mi privacidad a los medios", aseguró la joven.

Este hecho se une a la larga lista de escándalos en los que ha estado envuelta.

Anuncios

Fue detenida por primera vez en abril del 2012 al conducir en estado de ebriedad y chocar contra un auto de la policía. Al mes siguiente fue detenida de nueva cuenta pero por fumar marihuana. A partir de ahí los malos comportamientos de Amanda no cesaron, pues tiempo después prendió fuego a una casa de la que ni si quiera conocía a los propietarios, intentó colarse en una residencia de ancianos, fue expulsada de su casa y también de un hotel por tener un mal comportamiento con los trabajadores, entre muchas otras cosas.

Ante este tipo de hechos los padres de la joven decidieron ingresarla a un centro psiquiátrico en donde los médicos le diagnosticaron esquizofrenia, por lo cual la justicia consideró que la actriz debe de estar bajo la tutela de sus progenitores.