Los actores Angelina Jolie y Brad Pitt no están viviendo un momento muy álgido en su relación como marido y mujer, varios paparazzi australianos que se encontraban en el hotel donde se hospeda la pareja en Australia, a donde se han trasladado para promocionar la película Unbroken, que ha sido dirigida por la espectacular actriz, los han grabado en plena discusión.

Las imágenes captadas en el balcón de su habitación en el hotel en Sídney, muestran a un Brad enfadado, levantando los brazos y su voz tenía un tono elevado, mientras a su esposa Angelina, en una actitud de tristeza y preocupación, se le veía sollozar en algún momento de la discusión que se registró el día de ayer 24 de noviembre.

Anuncios
Anuncios

Es el primer viaje que los recién casados realizan juntos, después que se diera a conocer su matrimonio de manera sorpresiva, una boda que fue secreta y que todos esperaban en algún momento, ya que se les conoce como una pareja estable, lo que causó un gran revuelo en los medios internacionales que hicieron eco de forma inmediata augurándoles los mejores deseos y una larga vida matrimonial, que evidentemente pasa por un pequeño tropiezo, como suele ocurrir en todas las parejas, sólo que esta no es una común y corriente.

Es probable, según se ha comentado en algunos medios de comunicación, que la excesiva carga de trabajo de Angelina, que le obliga a ausentarse constantemente de su hogar, es lo que haya provocado la fuerte discusión, y aunque si bien es cierto que sus hijos les acompañan en sus viajes, como es el caso de los gemelos Vivienne y Knos de 6 años que están con ellos en Australia, estas constantes idas y venidas no generan mucha estabilidad en los pequeños y es, lo que se rumora, pudo haber generado la discusión entre ellos.

Anuncios

Más tarde, los esposos se presentaron en la premier felices y contentos, saludando a sus fans que se aglomeraron en la parte exterior del State Theatre de Sídney, y después se les notó distantes durante el desarrollo de la presentación, en el que apenas cruzaron miradas. Brad firmaba autógrafos y Angelina se dedicó a atender a la prensa allí presente. Hubo preguntas sobre su nueva vida como mujer casada y que logró responder de manera muy somera."Nos hace felices estar casados, si eso tiene algún sentido. No creo que lo necesitáramos, pero se siente… él es mi marido". Hubo algunos besos furtivos y abrazos fríos durante la recepción.