No hay duda de que todo lo que toca o hace Kim Kardashian se convierte en oro, y es que el video porno que protagonizó hace unos años con su ex pareja Ray J. se ha convertido en el más vendido de la historia.

Aunque esto no fue por arte de magia, ya que el último desnudo que protagonizó la socialité para la revista Paper Magazine fue lo que provocó que esta vieja grabación se convirtiera en la más buscada en internet al rededor del mundo.

Quien confirmó esta noticia es Steve Hirsh, presidente de Vivid Entertainment, una de las mayores productoras de cine para adultos en el mundo; aseguró que esta película íntima de Kim y el rapero, generó mas de 50 mil dólares en siete días, desplazando al video porno que realizó Pamela Anderson y Tommy Lee en 1997.

Anuncios
Anuncios

Recordemos que este filme salió a la luz en 2007 sin el consentimiento de la socialité, es por eso que demandó a la compañía que lanzó al mercado el DVD "Kim K Superstar", pero llegaron a un acuerdo fuera de tribunales pagándole 5 millones de dólares a la estrella de los reality shows.

Y aunque muchos darían lo que fuera por tener entre sus brazos a esta voluptuosa celebridad, hay otros que se dan el lujo de despreciarla, este es el caso de una niña tailandesa quien no quiso que Kim la adoptara.Y es que hace poco durante unas vacaciones que hizo la empresaria con su familia a Tailandia, asistieron a varios albergues para niños, y ahí, la ahora esposa de Kanye West conoció a Pink una niña de tan sólo 12 años que vive en orfanatos ya que su madre no podía mantenerla. Se dice que esta historia conmovió mucho a la socialité haciendo una conexión muy fuerte con la pequeña.

Anuncios

Así que ni tarde ni perezosa inició los trámites para adoptarla llevándose una gran sorpresa ya que al preguntarle a Pink si quería que la mayor de las Kardashian fuera su nueva madre, ella se rehusó argumentando que era muy feliz viviendo en los orfanatos a pesar de sus carencias, y que lo único que deseaba era quedarse en su país para luchar por su educación y para ayudar a más niños que estén en su misma situación.

A Kim Kardashian no le quedó de otra mas que aceptar la decisión de la niña y prometió que regresaría, pues aseguró que no ha podido dejar de pensar en ella ya que es una niña dulce y tierna. En esta visita tanto ella como su familia llevaron ropa y juguetes a estos infantes.