Cuando los famosos van a la cárcel, luego desean que nadie recuerde su pasado. Considerada como "la niña mala" de Hollywood, la actriz Lindsay Lohan no gana para sustos. En el 2011, una jueza la condenó a 120 días de cárcel, 480 horas de trabajo comunitario y tres años de libertad condicional por robar un collar, en el 2010. Luego 3 meses de prisión por haberse saltado nueve veces la rehabilitación, y en el 2007 fue detenida dos veces bajo los efectos de alcohol y las drogas, por lo que estuvo 76 horas en prisión.

"L'Enfant terrible" Anthony Delon, hijo del galán francés Alain Delon, también pasó por la cárcel de Bois-d'Arcy en París, tras ser detenido conduciendo con un arma en un coche robado.

Anuncios
Anuncios

Curiosamente su famoso padre también robó un coche en su juventud y pasó ocho meses en prisión. Durante su estancia, recibía cada día 50 cartas de admiradoras.

La justicia italiana encarceló a la gran actriz Sophia Loren, la gran diva del cine, estuvo 17 días entre rejas en Caserta, Nápoles, en mayo de 1982, acusada de un delito de evasión fiscal. Muchas reclusas se acercaron a ella para les explicara cotilleos de Hollywood, otras tantas se quedaron con regalos y algunas le pedían hasta préstamos.

El magnate Adnan Khashoggi lo tenía claro: "Los juicios se ganan o se pierden según los millones de dólares que tengas" sentenció. Estuvo en una cárcel regional de Berna, Suiza, en 1989 y posteriormente fue extraditado a Estados Unidos donde fue juzgado por la venta de armas de Irán y por tener negocios ilegales con el ex dictador Ferdinand Marcos.

Anuncios

Finalmente, fue absuelto. Dijo: "Soy libre con seis millones de dólares", después confesó.

Nelson Mandela, tras su puesta en libertad el 11 de febrero de 1990, más de la mitad de ese tiempo lo pasó en la prisión de Robben Island. El régimen sudafricano le acusó de alta traición cuando lo único que había hecho era luchar por los mismos derechos para todos. En 1994, en las primeras elecciones democráticas de su país, fue elegido presidente de África. Y acabó el "apartheid". #Televisión

Otro vástago de leyenda, Christian Brando, hijo de Marlon Brando, estuvo en la cárcel entre 1991 y 1996 tras el homicidio involuntario del novio de su hermana Cheyenne, que se suicidó varios años después. En el 2005 se declaró culpable de maltratar a su mujer y tres años después falleció por una neumonía