Condenan a dos años de prisión a Isabel Pantoja por lavado de dinero, así lo decidió La Audiencia Provicional de Málaga, la cual, le dio un plazo de 72 horas a la española para llegue por su propio pie a la cárcel, estableciendo que debe "presentarse en el centro penitenciario de su elección en el plazo improrrogable de tres días a contar desde la notificación de la presente resolución a la representación procesal de dichos penados, con apercibimiento de acordar su inmediata busca y captura e ingreso en prisión, si no atendieren al mencionado requerimiento en el plazo otorgado al efecto".

Fueron los abogados de la cantante quienes pidieron que su representada entrara voluntariamente a la prisión que ella considere más adecuada, eso sí, esto tiene que ser en un plazo máximo de 3 días desde que se le notificó la resolución.

Anuncios
Anuncios

Isabel ya sabía que su destino era pasar un tiempo en la cárcel es por eso, que en audiencias pasadas presentó diversos escritos, uno de ellos, el recurso de súplica y la petición de aplazar un mes este encierro para que tuviera la oportunidad de dejar organizadas sus cuestiones personales y laborales.

Se dice que la Pantoja podría ingresar al Centro Penitenciario de Mujeres de Alcalá de Guadaira la cual le queda cerca del hogar de su familia, esto será mientras que el juez decide si la cambiará o la dejará en la prisión que eligió ella.

Recordemos que el Tribunal de Málaga asegura que Isabel permitió el lavado de dinero por los beneficios delictivos y corrompidos que obtuvo su entonces pareja Julián Muñoz, ex alcalde de Marbella, España, esto fue mientras estuvo al frente del Ayuntamiento.

Anuncios

Ahora la ex pareja de la española ya se encuentra en prisión donde cumple seis años y medio por el delito de blanqueo de capitales y cohecho pasivo.

Pero Isabel Pantoja no sólo tendrá que vivir privada de su libertad, ya que también se le impuso pagar una multa de 1.14 millones de euros, la cual ya se comprometió a pagar poco a poco durante dos años, que es el plazo que le dictaminó la ley.