El ex futbolista siempre y por siempre nos sorprenderá, esta vez dando una especie de serenata ¿Qué nos traerá la próxima vez para que su nombre y sus gestos sean comentados por el mundo entero?

Diego Maradona nos tiene acostumbrados a estas cosas, pasa del negro al blanco sin despeinarse. Si bien hace unos días el mundo entero pudo contemplar un video donde el astro argentino supuestamente maltrataba a su actual novia, Rocío Oliva, a la cual denunció horas después, ahora vuelve a dejar a medio mundo con la boca abierta. En la noche de ayer, en un programa televisivo de Dubai, Diego Maradona, sin previo aviso, se sale del guión y le canta a Rocío una canción del desaparecido cantante Nino Bravo. “Te quiero” fue el tema escogido para dejar atónitos a los demás participantes.

El rostro de su actual novia era todo un poema, imposible que Rocío Oliva pudiera esconder la emoción y la alegría de tamaña demostración de amor por parte del ídolo deportivo. Al terminar la canción, Diego Armando Maradona besó a su novia provocando un sonoro y largo aplauso de los allí presentes, dando por derribados todos los rumores de una ruptura sentimental con su actual pareja, aunque no así los de supuestas agresiones como los que dieron la vuelta al mundo y que el ex futbolista niega rotundamente que hayan existido, ya que sólo pretendía quitarle el teléfono de sus manos, según afirma.

La vida de Diego es y continuará siendo una montaña rusa. El que supo ser referente de muchos deportistas, protagoniza a menudo sonoros escándalos, agresiones a periodistas, insultos, declaraciones que generan grandes polémicas. Cuenta con una legión de seguidores, pero también de detractores, el que para muchos sigue siendo uno de los más grandes y talentosos del mundo del futbol no puede con su genio y, por lo general, es centro tanto de críticas como de alabanzas.

Pero así es Diego Maradona, con claros y oscuros, con una vida tumultuosa, con altos y bajos, pero siempre siendo él mismo. Equivocándose, llorando, riendo, sigue siendo el mago con la pelota en los pies, pero sin ella es niño, hombre y astro a la vez. Su vida sentimental está acompañada con escándalos y rupturas, con rumores de todo tipo. Al igual que su vida entera desde que Diego es Diego, a veces Dios y a veces víctima, el “pelusa” no deja indiferente a nadie allí por donde va.

Ahora, con ese gesto que han contemplado asombrados en Dubai y que está dando la vuelta al mundo, Diego muestra su lado más tierno, el de hombre enamorado que se despoja de vergüenzas y pudores delante de la gente y no se corta un pelo al declarar su amor a su actual pareja. Para algunos será una excentricidad más del ídolo, para otros será tomado como un tierno gesto protagonizado por un hombre que no tiene problemas en demostrar el amor a su novia allí donde esté.

Diego ha sido y será así, polémico pero siempre él, para bien o para mal. Será entonces hasta la próxima que el ex futbolista nos traiga una nueva anécdota, de esas al estilo Maradona, el de la mano de Dios.  #Televisión