Fue hace tan solo unos días cuando el cantante realizó una presentación en el Museo de Arte Moderno de Nueva York en el marco de los premios a Innovadores, allí despertó todas las miradas de la gente ya que se lo notó muy flaco hasta el punto de que las venas de su rostro se marcaran notablemente y con un mal aspecto, además su nariz no se ve igual que antes ya que se la habría operado.

Parece que nada ha quedado de aquel Eminem musculoso y guapo, su aspecto ha cambiado completamente. Mientras algunos se refirieron a este hecho como una consecuencia de las adicciones a las que el rapero enfrentó en su pasado por las que muchas veces estuvo en grave estado debido a las sobredosis, otros simplemente creen que el paso del tiempo lo que lo ha hecho cambiar.

Anuncios
Anuncios

Eminem también fue adicto a las pastillas para dormir, más precisamente al Valium y Vicodin. Él mismo aseguró en una entrevista para la revista Vibe el grave estado en el que se encontró por sobredosis, sus órganos no funcionaban correctamente y necesitaba realizarse diálisis pero era una incertidumbre de los médicos si su vida podría continuar debido a su grave estado.

Muchas personas comenzaron a referirse al músico de 42 años a través de las redes sociales, algunos se preguntaron si no se encontraría enfermo, su piel extremadamente seca y más blanca de lo normal fue lo que más impacto generó.

Marshall Bruce Mathers es su nombre real, aunque todos lo conocen por su nombre artístico Eminem, su adicción a las drogas y al alcohol comenzó en 2002 cuando estaba en plena grabación de su película "8 Mile".

Anuncios

En el año 2005 decidió cambiar el rumbo de su vida y someterse a rehabilitación, allí el icono del rap se mantuvo por tres años y logró triunfar con su #Música. Fue en 2007 cuando sufrió nuevamente una recaída y su vida corrió peligro. Se cree que desde aquel año que logró salvar su vida que pendía de un hilo, el rapero se ha mantenido al margen de las drogas, pero hoy puede verse cómo su terrible pasado ha dejado sus huellas, las que hoy con 42 años pueden notarse en su propio rostro.