Lynn, la madre de Amanda Bynes y su tutora legal, ha decidido darse de alta en la empresa de alquiler de coches Uber para que su hija pueda contar con los vehículos que desee y lograr un paso más en su independencia que tanto desea. Este plan además resulta muy efectivo para que sus padres puedan tener un seguimiento de los pasos que da la actriz ya que Lynn ha descargado en su teléfono móvil de su hija la aplicación de GPS que Uber ofrece.

Aunque, tanto la madre de Amanda como su padre Rick Bynes, son los tutores de la joven, ella se niega totalmente y desea lograr pronto su emancipación, además la relación entre ellos cada vez se ve más tensa.

Anuncios
Anuncios

Por eso los padres de Amanda han dado este nuevo paso ya que planean dejarla vivir en California y regresar a Texas, luego de que hayan hecho todo lo que esté a su alcance para mejorar el estado de salud de su hija.

Lynn y Rick viven en Texas pero debieron instalarse en California luego de que Amanda comenzara con serios problemas de salud, el pasado 30 de octubre se retiró del hospital psiquiátrico en donde había sido internada en contra de su voluntad por 20 días. Luego su estilista y otras dos allegadas le ofrecieron convivir con ellas durante unos días hasta que consiguiera un lugar propio, pero luego de que conviviera allí declararon que la convivencia con la joven actriz fue muy difícil debido a sus constantes cambios de estado de ánimo, dañaba las propiedades, quemaba alfombras con cigarrillos y ensuciaba los baños con el tinte de cabello.

Anuncios

Amanda Bynes se hizo famosa a sus 10 años de edad por participar en "All that", una comedia que era transmitida por Nickelodeon. Pasados los años, la vida de la actriz se ha ido complicando cada vez más, cayendo en problemas con la ley y extrañas declaraciones en las redes sociales que generaron sospechas sobre su estado de salud, declarada luego por los profesionales de la salud como bipolar y maníaco depresiva. Amanda ha sido medicada y acude a visitas con su psiquiatra semanalmente, sus padres pese a la difícil relación que mantienen con ella, intentan ayudarla lo más que pueden para que pueda recuperarse.