Earl Hayes era uno de los raperos más conocidos del mundo musical, estaba casado con Stephanie Moseley, actriz y bailarina que actualmente era estrella de una serie de televisión. El artista no soportó la última infidelidad que le hizo su esposa, y por ello decidió pegarle un tiro, y luego suicidarse. Como bien dice el dicho "ni contigo, ni sin ti".

Earl Hayes no era la primera vez que vivía esta situación con su esposa, de hecho los vecinos estaban cansados de escuchar sus peleas maritales a causa de las infidelidades de Stephanie. Por ello fue que tardaron en llamar a la policía. Todo comenzó el lunes por la mañana cuando los vecinos llamaron a la policía porque la pareja estaba disputando una fuerte pelea en la cual se escucharon finalmente los disparos, de ahí en más fue todo un silencio ensordecedor, hasta que llegó el equipo SWAT, el cual fue el primero en entrar al apartamento que compartía la pareja en Los Ángeles, en el distrito de Fairfax.

Anuncios
Anuncios

En el domicilio se encontraron con los dos cadáveres.

La pareja estaba en crisis desde hace dos años cuando Stephanie le fue infiel a su marido con el cantante rapero Trey Songs, lo que provocó que la pareja se separa por un tiempo. Pero pasados unos meses retomaron la relación porque según afirmaron aún sentían amor el uno por el otro. Desde ahí fue todo una historia de amor y desamor, ya que el rapero de ahí en más no confió en su mujer y la acusaba de serle infiel continuamente, lo que provocaba las fuertes peleas entre ambos.

En esta última ocasión el rapero estaba desquiciado y así lo confirmó su íntimo amigo el boxeador Floyd Mayweather, quien recibió una llamada del rapero mientras acontecía el trágico suceso. El rapero le contaba a su amigo que Stephanie le había sido infiel por completo, y que no estaba dispuesto a tolerarlo, por lo cual había decidido acabar con la vida de ambos.

Anuncios

Según contó el boxeador a la policía, Floyd escuchaba los gritos de Stephanie, mientras veía a Earl con la pistola en la mano contándole lo que iba a hacer. Floyd que hablaba con el rapero a través de Facetime, intentó persuadirlo para que no cometiera una barbaridad, y de tranquilizarlo para ganar tiempo, pero finalmente todo terminó en una tragedia. Mientras mantenía la conversación con él le disparó a su mujer y luego se pegó un tiro, con lo que acabó así con ambas vidas.

El boxeador quedó shockeado por tal situación y como principal y único testigo para esclarecer los hechos.