Eugenio Derbez se convirtió en la voz de los mexicanos en el Teletón, y es que en medio de un evento como lo es este, en medio de lo que representa Teletón y ante millones de personas que veían su inauguración (entre los que espero que haya estado la Gaviota y su señor esposo, el presidente de México, Enrique Peña Nieto), "sin pelos en lengua" y sin temor a represalias, Derbez se hizo escuchar.

El comediante fue elegido para abrir Teletón que este año busca recaudar más 473 millones 794 mil 379 pesos para apoyar a los niños con discapacidad, autismo y cáncer. Con un monólogo escrito por él mismo, el comediante inició la transmisión hablando sobre las críticas que ha recibido a lo largo de todos estos años la Fundación Teletón. Le pidió a la gente que no se dejara llevar por el odio y coraje que sentía por la situación que actualmente se vive en México, y que no permitieran que ese odio los llevara a olvidarse de los niños que necesitan ayuda.

Anuncios
Anuncios

"El Teletón es nuestro, no es un logro de cualquier gobierno, no es un logro de Televisa, es un logro de México", dijo Derbez.

Lo sorprendente fue que utilizara justamente el momento de la inauguración de Teletón para decir, frente a los millones de mexicanos que lo veía: ¡Basta, estamos hartos!

Antes de iniciar su queja ciudadana, dejó claro que lo que diría era sólo responsabilidad suya y que él tenía un año de no trabajar en Televisa, pero "me enteré de lo que pagaban, por eso regresé", dijo entre aplausos, haciendo alusión a la primera dama de México, Angélica Rivera, quien salió muy, muy, pero muy molesta a regañar a los mexicanos por cuestionarle su casa de casi 100 millones de pesos que dijo se compró con lo que ganó como actriz de telenovelas en Televisa.

En su discurso, el comediante mexicano habló sobre la indignación de todos los mexicanos por los 43 jóvenes desaparecidos en Ayotzinapa y de la molestia generalizada por "cierta casa de Las Lomas, que no sé de dónde salió el dinero para comprarla", y en defensa de la buena causa del Teletón, pidió a los mexicanos que no se dejaran llevar por la rabia que estas situaciones del gobierno generan pues nada era un buen motivo para odiar a todos y ponerse en contra de un proyecto que apoya a miles de niños con capacidades diferentes o enfermos de cáncer.

Anuncios

Al terminar su discurso, Eugenio Derbez presentó a los conductores que lo acompañarían durante la transmisión del Teletón, entre ellos el periodista Carlos Loret de Mola, quien calificó las palabras del actor como el mejor editorial que había escuchado.

Obviamente no sabemos qué sucederá con él después de haberse atrevido a "balconear" de esa manera y frente a miles de personas a nuestro H. gobierno, pero hasta ahora parece raro haberlo visto conduciendo en el cierre de Teletón cuando al menos yo, pensé que le mandarían cortar la cabeza. #Televisión