Fuertes han sido los rumores que señalan tajantemente que el prestigiado actor Jack Nicholson padece Alzheimer, razón que lo impide a realizar su vida cotidiana como lo hacía con anterioridad. Afortunadamente esta sospecha ha perdido fuerza a últimas horas y más con lo que acontecido el sábado pasado.

El actor que diera vida a la némesis de Batman, Joker, en la película del director estadunidense Tim Burton de 1989 Batman, asistió acompañado de su hija Lorraine a una exposición fotográfica dedicada a la agrupación inglesa The Rolling Stones en la ciudad de Los Ángeles, California, organizada por el artista y amigo del actor David Bailey.

Anuncios
Anuncios

Portando sus característicos lentes oscuros y su intrigante y misteriosa sonrisa, Nicholson estuvo acompañado en la velada por celebridades como el vocalista de la banda Aerosmith, Steven Tyler y la actriz y playmate Pamela Anderson.

Fue precisamente a inicios de la semana pasada que una importante revista americana, The National Enquirer (El Investigador Nacional), daba como hecho rotundo que el histrión padecía principios de dicha enfermedad, ya que al momento de salir a la calle parecía desorientado y confundido.

En 2013 este mismo rumor fue desatado en los medios de comunicación, aunque en esa ocasión tanto el representante de Nicholson como la periodista de la NBC, Maria Shriver, ex pareja de Arnold Schwarzenegger, salieron a desmentir tal información, Shiver aseguró: "Es 100% falso".

Anuncios

Con 77 años de edad y autodeclarado gran aficionado de los Lakers de los Ángeles, Jack Nicholson es uno de los actores más importantes en la larga historia del #Cine de Hollywood, su nombre ha sido pronunciado como vencedor en la ceremonia más importante de premios del mundo, hecho que lo hace acreedor en tres ocasiones al premio Oscar, en 1975 como Mejor actor por su trabajo en el filme One Flew Over the Cuckoo´s Nest (Alguien voló sobre el nido del cuco), en 1983 en la categoría de Mejor actor de reparto por el largometraje Terms of Endearment (La fuerza del cariño) y en 1997 nuevamente como Mejor actor por la película As Good as It Gets (Mejor… imposible).