El artista musical aparte de los 50 discos que dejó publicados, dejó canciones que estarán por siempre en nuestras memorias. Canciones emblemáticas, canciones que hicieron historia, canciones que pasaron por las décadas más difíciles del mundo. Joe Cocker fue el intérprete de la famosa canción que usó Kim Basinger para desnudarse en "Nueve semanas y media", claro está que para saberlo tenemos que tener más de 30 años.

Joe Cocker fue un músico que nació en el año 1944 al norte de Inglaterra. Ahí vivió hasta casi los 20 años, cuando luego de formar varios grupos musicales, saltó a la fama con una interpretación de uno de los éxitos de los "Beattles".

Anuncios
Anuncios

Cocker supo llevar muy bien a su terreno temas que eran exitosos e interpretarlos con su voz "rasposa", que era única.

Se consagró mundialmente con su actuación en vivo en el Festival Woodstock en 1969, estuvo a la altura en ese momento de Jimi Hendrix, uno de los máximos exponentes. Cocker, antes de ser músico, fue fontanero, sus orígenes eran verdaderamente obreros, por ello que su #Música fuera tan pasional y dramática, era debido a su origen puro y rudimentario.

El músico en la década del 70 fue más conocido por su espíritu violento y los excesos de alcohol y drogas, como casi todos en aquella época. Por lo cual estuvo unos años apartado del mundo musical para luego re-incorporarse con todas sus fuerzas. Ya era la década del 80 cuando Cocker re-aparecía con un disco, y una interpretación de la canción "Up where I belong" en la película taquillera "Oficial y Caballero" que lo llevó a ganar un Oscar.

Anuncios

Luego vino la interpretación de "You can leave your hat on" en "Nueve semanas y media". También podemos recordarlo cuando realizó el homenaje a Diana de Gales cantando "You´re so beautiful", ¿quién puede olvidar la emotividad con la cual interpretó esa canción?.

Cocker murió en Colorado a causa del cáncer de pulmón que padecía desde hace algunos años, así lo confirmaba en un comunicado Sony Music, su discográfica. El manager de Cocker se pronunció al respecto diciendo que el músico "simplemente era único". No se destacó por ser compositor sino por interpretar las canciones con su voz que era única. A tal punto que la canción "With a little help my friends" compuesta por John Lennon y Paul McCartney, es casi más popular en su versión, que la original.