Multitud de Beliebers se encontraban frente a un edificio en el Madison Square Garden en Nueva York cuando el cantante quiso demostrarles a sus fans lo bien que se le daba practicar skate; pero para ello, tuvo que intentarlo diez veces antes de que los beliebers se pudieran llevar un buen vídeo.

Justin Bieber salió de su coche con sus guardaespaldas rodeando todo el lugar frente al edificio para que el cantante pudiera dedicar sus acrobacias a los seguidores que ahí se encontraban. Los fans estaban con las cámaras preparadas, pero casi se les acaba la batería para poder tener una buena acrobacia del cantante.

Hay que reconocer que cantar se le da muy bien, pero con respecto al skate aún le falta mucha práctica.

Anuncios
Anuncios

El cantante quiso realizar una bajada de dos escaleras pequeñas, para ello sus guardaespaldas cerraron todo el lugar, y los beliebers quedaron abajo de las mismas para poder captar las imágenes. Justin tuvo que hacer varios intentos, de los cuales en una ocasión se cayó de muy mala manera a tal punto de caer rodando por el último tramo de escaleras.

El joven, bien dispuesto a demostrar a sus fans lo que sabía hacer, volvió a intentarlo una y otra vez, y después de diez veces lo logró y todos pudieron verlo. Contento con su hazaña volvió al coche con su tabla, sin dedicar ni autógrafos ni fotografías junto a sus admiradores.

A pesar de que para los entendidos era una acrobacia demasiado fácil, para el cantante fue su perseverancia la que ganó. El vídeo de la caída por supuesto lo han subido a YouTube, y ya tiene muchas visualizaciones.

Anuncios

Pero en el caso de los fans mejor quedarse con la versión del cantante, porque de destreza con el skate parece que Justin tiene muy poca. #Internet #Música

Además de su demostración en plena vía pública, que sorprendió a todos los peatones, otra de las peculiaridades de esta demostración ha sido la vestimenta que llevaba Justin, ya que parecía que tenía un vestido de lana de mujer, debajo uno pantalones de cuero, por encima una sudadera y en la cabeza llevaba una gorra negra con el símbolo de Chicago Bulls.