Shiloh, la primera hija biológica de Brad Pitt y Angelina Jolie, siempre ha tenido el deseo de ser como sus hermanos, le gusta llevar el cabello corto y ropa de niño, pero parece que el hecho de que la pequeña se sienta como un niño es realmente serio, ya que últimamente ha pedido a sus padres que le cambien su nombre Shiloh por John.

Los hijos de la famosa pareja de Hollywood ya han sido el centro de atención varias veces, primero los niños por sus tatuajes, y esta vez la pequeña Shiloh por el nuevo pedido que le realizó a sus padres, cada vez más cercana al sexo masculino. La última vez que pudo verse a la pequeña en público fue en la presentación de la película "Invencible", donde se encontraba junto a su padre Brad y sus hermanos, ya que Angelina no pudo asistir por tener varicela.

Anuncios
Anuncios

Shiloh apareció en el evento con un estilo totalmente masculino, de traje y corbata al igual que sus hermanos.

Shiloh, con sus apenas 8 años, les ha asegurado a sus padres sentirse más cómoda actuando y luciendo como un niño, alejada de los vestidos, muñecas y todo aquello que forme parte del mundo de las niñas. Sus padres no se han opuesto a sus decisiones y apoyan la disposición de su hija, aunque muchos aseguran que solo sea una etapa de la niña que pasará, otros creen que la pequeña ya ha elegido su orientación sexual.

Brad Pitt y Angelina, fieles defensores de los derechos LGBT, están a favor del casamiento en parejas del mismo sexo. "Ella quiere que la llamemos John o Peter, quizás por Peter Pan. Y cuando la llamamos Shiloh nos corrige" contó Brad Pitt en su presentación en el programa de Oprah Winfrey.

Anuncios

La abuela paterna de la pequeña no se ha mostrado para nada a favor de su actitud, ya que al ser republicaba y tener un pensamiento conservador, insistía en regalarle vestidos de princesa y muñecas a Shiloh con el objetivo de que logre ser como una niña, pero no hubo caso. Parece que Angelina no se habría mostrado para nada a favor de la actitud de la abuela de la niña, ya que no quiere como madre imponerle nada a su hija sino simplemente dejarla ser.