No queda nada para Navidad y aunque es cierto que muchas personas sacan sus discos por estas épocas, parece que los cantantes mexicanos han decidido este año no aprovechar el tirón de la venta de discos navideños.

Estados Unidos, a diferencia de México, sabe que las épocas navideñas son las mejores para la venta de discos, sobre todo Michael Bublé el cual ha generado solo con su venta de discos navideños más de 9.5 millones de ventas. De las cuales 60 mil fueron en MéxicoEsto no quiere decir que durante la #Navidad no se puedan conseguir algunas canciones navideñas como las de Paty Cantú o la Rumorosa, que han sacado entre las dos y tres canciones para poder llenar un poco la Navidad de las familias mexicanas.

Anuncios
Anuncios

Los expertos han dicho que, desde el punto de vista artístico, este tipo de canciones de Navidad son una forma de estar “vigentes” sobre todo cuando no son canciones sueltas, sino realmente un disco que se pueda regalar. Un buen ejemplo de que no hay material bueno en México para Navidad es que la canción “eterna Navidad”, entre la que se encuentran Yuri o Mijares, ha sido una de las más vendidas para esta época año tras año, sin embargo fue grabada hace mucho tiempo.

El último gran éxito en lo que a discos se refiere, se dio en el año 2006 con “navidades”, que consiguió ser disco de platino con más de 500 mil copias. Otros de los mexicanos que han sacado discos de Navidad en algún momento siendo un éxito total son: María del Sol, Priscila y sus balas de plata, Lost Acapulco, La sonora Santanera o Grupo Cañaveral. Universal Music comentó que sería una gran idea para los cantantes mexicanos que tuvieran más iniciativa en estas fechas.

Anuncios

Los cantantes han dicho que lo que realmente pasa en Navidad es que los villancicos navideños son mucho más económicos para ellos y que son realmente los que compran las personas y un disco en estas fechas tiene muchos problemas de grabación y, sobre todo, un costo muy elevado durante estas épocas. En México se suelen vender unas 60.000 copias frente a la escalofriante suma que se vende en Estados Unidos de 1.5 de copias.