Mariah Carey, quien suele ser portada por sus canciones o conciertos, esta vez, lo es por algo muy desagradable. La cantante ha sido denunciada por una trabajadora que tuvo durante 7 años a sus servicios. La misma la acusa de explotación laboral.

Ylser Oliver es la persona que trabajó con Carey desde el año 2007 hasta mediados de este año. Oliver era la encargada de la casa de la cantante ubicada en el barrio de Tribeca en la ciudad de Nueva York. Según ha denunciado la extrabajadora Carey la hizo trabajar el último tiempo hasta 16 horas diarias, y por ello tuvo que irse.

Según la asistenta llegó un momento que no sólo es que dejó a su familia en segundo plano, sino que no tenía ni tiempo para descansar o comer, tenía que estar todo el tiempo pendiente de las necesidades de Carey, de su familia y de los amigos de la dueña de casa.

Anuncios
Anuncios

Ylser Oliver entró a trabajar con la cantante para realizar las tareas de la casa, que poco a poco se fueron convirtiendo en realizar todo tipo de tareas. Desde atender el teléfono, preparar las maletas cuando la artista viajaba, atender a las visitas, y todo sumado, no dejaba ningún tiempo libre para que la mujer pudiera comer o descansar.

Además de ser demasiadas horas las que la empleada trabajaba en la casa, tampoco le eran remuneradas, la cantante seguía pagándole a Oliver lo que habían acordado por 8 horas diarias. La artista no se ha pronunciado al respecto. Sí, lo ha hecho Cindi Berger, portavoz de Carey quien ha dicho que no podía comentar nada porque no lo sabía, pero que sí podía afirmar que no habían recibido ninguna demanda.

La información de la demanda la ha realizado el abogado de la ex-empleada, Matthew Blit, quien ha declarado que su cliente ha trabajado día y noche para no perder su trabajo, y cumpliendo con todas las obligaciones que le exigían, pero que su jefa se ha aprovechado en todo momento.

Anuncios

#Derechos #Música

Mariah Carey, por su parte, está realizando una serie de conciertos en el "Beacon Theatre", la cual la tienen muy ocupada como para preocuparse por la demanda que aún no le ha llegado. La artista tuvo inconvenientes en los primeros debido a problemas con el vestuario, y no salió todo como esperaba.