Frank Capra comentó alguna vez que, los Premios Oscars, no solo son los galardones más valiosos en el medio cinematográfico, sino también la manera menos cara de promocionar algo masivamente, desarrollada alguna vez por cualquier industria.

El director de la obra maestra "Qué bello es vivir" sin lugar a dudas sabía lo que decía, por haber recibido seis nominaciones y tres preseas a lo largo de su trayectoria.

Su perspectiva cobra aún más sentido, aun si se refería solamente a los 350 euros que debe invertir la Academia de Hollywood para la creación de cada estatuilla, o a los 130 millones de euros al año que la industria fílmica estadounidense destina a campañas para obtener el favor de quienes con sus votos deciden quien se llevará alguna de las anheladas estatuillas.

Anuncios
Anuncios

Esta referencia la ofreció el periodista Tom O'Neil, en un sitio enfocado totalmente a la gala de los Premios Oscar. Las cifras no son oficiales, puesto que nadie quiere dar a conocer lo que cuesta un triunfo en la gran gala del #Cine estadounidense, o por lo menos intentar alcanzarlo. Como quiera que sea, la cantidad parece ser correcta.

Un ejemplo del poder de promoción que ofrecen los Oscars, lo tenemos en la cinta Argo, que en el 2013 se llevó el premio a Mejor Película. Argo llegó a la ceremonia de premiación habiendo recaudado 100 millones de euros, cantidad obtenida luego de unos tres meses de estar en cartelera.

Tal cifra estaba dentro de lo esperado por los ejecutivos de Warner para esta película de Ben Affleck. Pero gracias a su nominación recaudó 16.6 millones de euros adicionales en solo mes y medio y 5.2 millones más tras ganar el Oscar, esto solo en el territorio estadounidense.

Anuncios

Pero las inversiones que deben hacerse para promocionarse para el Oscar deben realizarse pronto. Es preciso dar a conocer la cinta en los festivales, pero también en conferencias de prensa y exhibiciones privadas. Un ejecutivo de BlockKorenbrot, una de las principales firmas publicitarias de Hollywood, a la cual le han encomendado la promoción de cintas de Almodóvar o las nominadas este año Foxcatcher y Whiplash, ha mencionado que se debe invertir cerca de 175 mil euros para obtener una nominación al Oscar.

Posteriormente, señala esta misma fuente, se debe invertir en publicidad, aproximadamente 2,500 o 4,500 euros en algún medio incluyente, como The Hollywood Reporter o Variety, o unos 90 mil euros en The New York Times, el diario predilecto de los miembros de la Academia más veteranos.

Finalmente hay que considerar los DVD que se ofrecen a todos los involucrados en la votación, un recurso autorizado por la Academia para que los miembros puedan evaluar detenidamente la producción.

Entonces, aunado a los 6 mil integrantes de la Academia y los integrantes de las asociaciones y sindicatos, son al final unas 150 mil copias que se deben de entregar de cada cinta. Una inversión considerable que, no obstante, vale la pena, si se consigue el ansiado premio. #Premios Oscar