Seguramente para los protagonistas de la 87 Entrega de los Premios de la Academia de Hollywood, como Julianne Moore, JK Simmons, Emmanuel Lubezki o Alejandro González Iñárritu, y muchos más, la experiencia de subir a recoger un Premio Oscar es el objetivo principal que tienen en sus carreras fílmicas.

Para todos en Hollywood, si alguna de estas doradas preseas llegara a su poder, la cuidarían como un gran tesoro, por todo el esfuerzo y la entrega profesional que implica obtener una de estas preseas. Pero ahora que los medios se vuelcan en torno a los resultados de los #Premios Oscar 2015, es interesante conocer acerca de algunos de los triunfadores en esta prestigiosa gala que, increíblemente, han extraviado su galardón.

Anuncios
Anuncios

La exitosa Jennifer Lawrence, triunfadora del Oscar como Mejor Actriz en el 2013, por la película "Silver Linings Playbook" es una de estas olvidadizas estrellas. Tras recibir su Oscar, lo entregó a su madre, de nombre Karen, para que lo guardara en la casa de su familia, ubicada en Kentucky. A partir de entonces, la protagonista de "Los juegos del hambre" reconoce no saber nada de su presea.

El ganador del Oscar como Mejor Actor por la cinta "El discurso del Rey", Colin Firth, sencillamente olvidó su galardón en un sanitario, luego de una alegre noche de festejo por la victoria obtenida en los Premios de la Academia hollywoodense. Por fortuna, uno de los empleados del hotel donde se alojaba se percató del extravío y mostrando honestidad, terminó por devolvérselo.

Simon Egan, uno de los productores de la cinta antes mencionada, no extravió su Oscar, pero su pequeña hija lo uso como juguete.

Anuncios

Mientras Egan se ocupaba de otra cosa, la niña se apoderó del premio y lo manipuló dejándolo caer varias veces. Como consecuencia de ello, la estatuilla se abolló y en varias partes perdió su cubierta de oro.

Angelina Jolie también le perdió la pista a su Oscar, tras haberlo entregado a su madre. Esta última falleció en el 2007 y se llevó con ella el lugar donde permanece extraviada la presea. Matt Damon, quien en 1997 obtuvo por primera vez la dorada estatuilla, la perdió en cierta ocasión que, por haberse inundado su apartamento en Nueva York y él y su esposa tuvieron que mudarse temporalmente. Jamás volvió a ver su Oscar.

Whoopi Goldberg, ganó esta famosa presea en 1991 por la cinta "Ghost". Once años después de recibirla llevó a limpiar su estatuilla a la firma que los fabrica año con año. Pero cuando se lo enviaron de vuelta, solo recibió una caja vacía. Algunas semanas después, el premio fue hallado en un contenedor de basura en un aeropuerto canadiense.

Por último tenemos a Marlon Brando, quien recibió dos Oscars en su trayectoria como actor y los dos los perdió, uno correspondía a la cinta "Nido de ratas" y el segundo a la inolvidable película "El Padrino". #Cine