De acuerdo a una nota publicada por el diario Reforma, funcionarios del gobierno mexicano habrían influido para que la trama de la siguiente cinta de James Bond, fuera modificada para no afectar la imagen del país ante el extranjero.

Según la fuente referida autoridades mexicanas habrían ofrecido valiosos estímulos fiscales a la producción de la cinta "Spectre", la nueva entrega del 007, para que el guion de la misma fuera alterada en importantes detalles. En total, esos estímulos fiscales corresponderían a 14 millones de dólares.

El diario Reforma reporta que el portal especializado en impuestos Tax Analyst, tendría en su poder documentos y memorándums de los ejecutivos de Sony Pictures en donde se detallan los cambios que debieron hacerse en la historia de "Spectre" y las razones de ello.

Anuncios
Anuncios

Cabe recordar que el año pasado Sony Pictures fue víctima de un impresionante hackeo que reveló ante la opinión pública numerosos correos electrónicos de sus ejecutivos, directores y productores. El guion original de la siguiente cinta de Bond, trataba acerca de la visita que hacía el agente 007 a México para enfrentar a un sicario de nombre Sciarra, cuyo cometido sería ultimar al jefe de gobierno de la Ciudad de México.

Al enterarse de ello, funcionarios del gobierno mexicano, de los cuales no se ofrecen detalles en los memos en poder del sitio Tax Analyst, solicitaron a Sony Pictures sustituir al alcalde del DF por un líder internacional. También pidieron que el sicario no fuera mexicano y que la joven desde cuya habitación de hotel Bond (el actor Daniel Craig) iniciara su investigación, debería ser una actriz mexicana.

Anuncios

Además, las fuerzas policiales mexicanas no aparecerían en la trama sino que sería una fuerza policial para asuntos especiales. Los productores de "Spectre" habrían aceptado realizar sin discusiones todos estos cambios, a cambio de aprovechar los incentivos fiscales que les habrían ofrecido.

De acuerdo a los documentos de Tax Analyst, comentados por el diario Reforma, se espera que en la Ciudad de México se graben 4 minutos de la cinta, lo cual implica nueve días de filmación los cuales iniciarían a partir de la siguiente semana.

Un detalle más es que los funcionarios mexicanos habrían ofrecido a Sony apoyos extra por 6 millones de dólares si se incluyeran tomas aéreas de los edificios más modernos de la Ciudad de México para ofrecer al público una buena imagen de la capital azteca. #Cine #Cultura Ciudad de México