Nos queda claro que nada es eterno y después de 13 años buscando al ídolo americano y cumpliendo los sueños de decenas de chicos, la cadena de #Televisión Fox, anunció que el show musical American Idol terminará la próxima temporada. Esto ya se veía venir, pues en la temporada del 2014 tenían problemas con la audiencia, por lo que decidieron regresar a 12 de los chicos con los que empezó lo que parece ser la "maldición de American Idol": Adam Lambert como mentor y Allison Iraheta en el coro del programa.

Desde la octava temporada del programa musical, nada es igual, los televidentes quedaron desilusionados del programa, en el cuál juraban que ganaría Adam Lambert, además, la temporada 8 marcó un antes y después, pues fue la primera temporada en la que todos, absolutamente todos los participantes tenían buena voz y la primera que los fanáticos de American Idol desearía que regresara.

Pero, ¿porque la octava temporada fue tan especial?

La octava temporada que empezó transmisiones en enero del 2009, tuvo un total de 30 millones de televidentes, cifra que no volvió a alcanzarse con las siguientes temporadas; la novena tuvo una audiencia de 29 millones, la décima, de 26 millones, la onceava de 21 millones, siendo la temporada 12, de las más bajas, con un registro de 17 millones de televidentes, con todo y el regreso de Lambert y Allison.

La octava temporada de Idol fue diferente a todas las anteriores, principalmente porque presentó menos episodios interminables de semifinalistas. Mike Darnell, presidente de la programación alternativa de Fox dijo que la temporada se centraría más en la realidad de los personajes y en su estado emocional, llamando la atención de los televidentes, ya que presentaron la viudez de Danny gokey, personajes como Tatiana del Toro, el origen de algunos participantes como Allison Iraheta.

Además fuimos testigos del primer cambio del panel de jueces, ya que se incluyo a Kara DioGuardi como un cuarto juez, la ronda de Hollywood se trasladó al Teatro Kodak y duró dos semanas, una novedad presentada fue "salvación del jurado", mediante la cual salvaron a Matt Giraud en la eliminación del Top 7.

A todos sorprendió que Allison Iraheta (de origen latino) fuera la única mujer en llegar a las semifinales, quedando en cuarto lugar. La lucha por el primer puesto se dio entre Adam Lambert (preferido y apoyado por artistas como Slash, Fergie y Katy Perry, quien apareció en el programa cantando "waking up in vegas" con una capa donde se encontraba el nombre de Lambert  bordado) y Kris Allen.

Desde que Lambert estableció una relación amistosa con Allison Iraheta, se convirtieron en los preferidos del programa, parecia que todo Idol se centraba en ellos y la gente adoraba ADISON. Cuando Allen ganó la temporada, no se hicieron esperar los reclamos de fans de Lambert que aseguraban que Idol no le permitió ganar por declararse gay.

El hecho de que Kris ganará no lo hizo el triunfador de la temporada, pues Lambert, quien ganó el segundo lugar, impactó a Brian May de Queen, quien no dudo en invitarlo a varias presentaciones, incluso en llevarlo de gira con ellos como el nuevo Freddie Mercury. Después de esta temporada Idol no supo como mantenerse como el programa preferido de los televidentes, ya que surgieron otros de búsqueda de talento como The Voice y X-Factor.

El próximo 2016, tras 15 temporadas, Idol concluirá su ciclo en la televisión estadounidense. Gracias a Idol tenemos a estrellas famosas como Kelly Clarkson, Jennifer Hudson, Carrie Underwood y David Archuleta.

La temporada del adiós comenzara en enero con los mismos jueces Jennifer López, Keith Urban y Harry Connick Jr. #Música