Igual que en la vida diaria, en el séptimo arte la figura de la mamá ha tenido un papel fundamental. Dentro de la industria cinematográfica norteamericana esto no podía ser la excepción; así, muchos filmes de diversos cortes, han tenido como tema primordial a la madre de familia desde distintos puntos de vista: la que cuida, provee, educa o (a veces) desorienta. Durante la última década hemos visto en pantalla a muchas actrices desarrollar el rol materno, la mayoría demostrando sus altas dotes histriónicas, a la vez que le prestan al personaje su propia experiencia.

Aquí te recomiendo algunas películas que este 10 de mayo o cualquier día te puedes sentar a ver en la sala con tu mamá. Consiéntela con buen #Cine y apapáchala porque es posible que llore un poco.

La joya de la familia (2005) Se trata de una comedia romántica en donde el tema principal es que el hijo mayor debe encontrar a su verdadero amor, a su pareja perfecta. Sin embargo, la actuación de Diane Keaton destaca de tal forma, que es lo que realmente llama la atención del film. Sybil es una madre intuitiva, algo sobreprotectora pero firme, que pone por encima de todas las cosas a sus hijos; no importa cómo sean, cuál sea su carácter, su ocupación o su orientación sexual, ella los defenderá y apoyará hasta la muerte. En la vida real Diane Keaton tiene 2 hijos adoptados a los que sin duda cuidará como su joya más preciada.

El Sustituto (2008) Una historia real que llevó a la pantalla grande Clint Eastwood como director, con el protagonismo insuperable de Angelina Jolie. Se trata del drama que vive una madre soltera en los años veinte a la que se le ha perdido su único hijo. Las autoridades se hacen cargo de la búsqueda y le entregan al niño; pero entonces comenzará su lucha sin cesar por saber qué pasó verdaderamente con el pequeño Walter. Fuera del plató, Angelina Jolie es madre de seis niños, tres adoptivos y tres biológicos, fruto de su matrimonio con el actor Brad Pitt.

Tan fuerte, tan cerca (2011) basada en la novela homónima. El tema aquí podría ser el atentado a las Torres Gemelas o la muerte de un padre, pero al verla no puedes pasar por alto la especial relación de madre e hijo, en la que Sandra Bullock nos vuelve a demostrar que no sólo sabe hacer bien comedia, al interpretar a una mamá que cuida y guía al niño en una frenética búsqueda, a través del recuerdo de su papá. Para cuando Sandra Bullock filmó esta cinta recién había adoptado a su hijo Louis Bardo de origen afroamericano, motivada por la película: Un sueño posible (basada en el libro The blind side, inspirado en un caso real), en la que apareció como madre de la familia Tuohy; actuación que le hizo merecer el Oscar.

Philomena (2013) Este largometraje es una co-producción Reino Unido, EU, Francia, basado en el libro The Lost child of Philomena Lee, que nos narra la vida real de una mujer mayor que con la ayuda de su hija y un huraño reportero busca a su primogénito, el cual fue obligada a dar en adopción cuando era muy joven. Con esta película Judi Dench fue nominada a varios premios porque, como siempre, tiene una excelente presencia escénica para mostrarnos hasta dónde es capaz de llegar el corazón de una madre. Fuera de pantalla, Judi Dench tuvo sólo un hijo, a los 38 años de edad.

Aunque, si ella lo prefiere, lleva a tu mamá a ver una cinta romántica que se encuentra en cartelera, protagonizada por Blake Lively: El secreto de Adaline.

Anuncios
Anuncios

Seguro que la eterna juventud es el regalo que toda mamá quisiera tener.





#Tendencias