Hollywood tiene entre manos una película que promete albergar fundadas esperanzas en que será un éxito en taquilla, la sola presencia de sus dos principales actores ya atraerá a gran cantidad de público. En este caso Jennifer Lawrence cobrará 20 millones de dólares y su compañero en el filme se embolsará 12 millones. Sony ha apostado fuertemente por esta película y el salario se espera acorde con unos suculentos beneficios.

La compañía japonesa ha querido jugar con los mejores "espadas" de la meca del #Cine, así pues el guión es de John Spaihts (Prometheus de Ridley Scott) y Morten Tyldum (The Imitation Game) como director.

Anuncios
Anuncios

 La cinta será de género romántico y tratará sobre una historia de amor en el espacio entre dos viajeros que se enamoran en un viaje espacial. El guión lleva paséandose por los estudios durante ya unos años y sino fuera por el elevadísimo caché de los dos actores, a buen seguro no se estaría hablando tanto de él.

El rodaje comenzará en septiembre y su estreno se producirá en el año 2016, sin poder concretar más fechas, aunque cobra fuerza que pudiera ser antes del verano. En la actualidad Jennifer está rodando "X men: Apocalipsis", con la cual se despedirá de la franquicia. En el caso de Pratt tendrá que afrontar unos meses complicados, ya que rueda "Los siete magníficos"  un remake del clásico de Akira Kurosawa y además será con casi total seguridad el próximo Indiana Jones.

El contrato de Jennifer Lawrence ha sido de lo mas comentado en los últimos meses.

Anuncios

La actriz ha conseguido hacer realidad que se considere al mismo nivel su caché que el de un actor taquillero, un paso más hacia la igualdad en el mercado cinematográfico. Lo que esperamos, es que esta nueva situación se vea ampliada al resto de actrices en el séptimo arte, ya que es a todas luces injusto que no ganen lo mismo actores y actrices, por no hablar del menoscabo que se produce por razones de edad con las mujeres en el cine, donde a partir de los 45 años tienen más complicado el conseguir papeles. Esperemos que cunda el ejemplo.