Breaking Bad es sin duda una de las series de TV mas famosas e influyentes de los últimos tiempos, multipremiada y elogiada alrededor del mundo, fue creada por Vince Gilligan en torno al personaje de Walter White, el profesor universitario que a raíz de su detección del cáncer decide convertirse en productor de metanfetaminas para asegurar el futuro económico de su familia, aunque al final acabó con todo, y terminó para tristeza de muchos hace 2 años. 

Pero toda su parafernalia y el motivo principal  acerca de la preparación de la droga en una cocina o laboratorio fueron la inspiración para unos jóvenes emprendedores que inauguraron el primer café temático basado en el éxito del personaje de Bryan Cranston con un negocio llamado Walter´s Coffee Roastery, donde se preparan variedad de bebidas, pasteles y bocadillos servidos en vasos de ensayo, matraces y demás utensilios químicos al mas puro estilo del anti-héroe de Albuquerque en Nuevo México, pero al otro lado del mundo, en Estambul.

Anuncios
Anuncios

El lugar se encuentra acondicionado como el super laboratorio debajo de la lavandería industrial, donde algunos empleados utilizan los trajes amarillos de protección, guantes negros y máscaras anti gas, para “cocinar” y tostar el café en equipos de acero inoxidable que sirven con recetas y nombres basados en los personajes de la serie. Ademas los desayunos se sirven al gusto de Walter y están decorados con plantillas en forma del rostro de Heisenberg y la W que hace alusión a su nombre junto con la tabla periódica de elementos y el famoso grito de YO! en la pared, ademas de otras bebidas y postres como los caramelos de color azul imitando al codiciado cristal que producían Walter y su ayudante Pinkman.

La idea de este genial lugar se les ocurrió a los creadores después de trabajar en la industria de alimentos y bebidas, donde se dieron cuenta de la falta de originalidad y estuvieron de acuerdo en crear un espacio social donde los apasionados del café y la mejor serie de TV de todos los tiempos, combinaran estos intereses comunes abriendo este negocio cuyo objetivo es simple: ofrecer el café puro (a un 99%) combinado con una experiencia sin igual, que como la serie promete causar adicción al lugar, sin querer salir después.

Anuncios

Así con este ejemplo de fanatismo hacia la serie, los productores ya deberían estar pensando en hacer una secuela de lo sucedió con Pinkman y la familia White, no solo los spin offs o historias anteriores como el de Better Call Saul, que aunque es buena no deja de quitarnos ese extrañamiento hacia el buen Walter que ahora ya tiene su café en Turquía con miras a expandirse por el mundo. #Internet #Televisión #Tendencias