La decadencia en la #Televisión no solo se vive en nuestro país con programas como "Laura de América", "Sabadazo", "Cosas de la Vida" y la barra PM de Canal Cinco. También es una enfermedad que se vive en lugares como Estados Unidos donde paradójicamente se han producido series magníficas como Breaking Bad, Mad Men o Game of Thrones, sin embargo, también su cultura televisiva está permeada por la ignorancia y la mala imagen.

 Con esta situación de fondo, se llevó a cabo la entrega de los Video Music Awards MTV 2015 en Los Ángeles, California, con una ceremonia llena de glamour, celebridades y mal gusto. Para muestra, las fallidas intervenciones de la cantante Miley Cyrus que hizo desvariar a muchos, entre ellos a Nicki Minaj, quien llegó a insultarla por interrumpirla a final de su discurso donde se quejaba por no haber sido nominada al Video del Año, sus raros “sketches” donde al principio de la transmisión mostró un seno "por accidente", otro donde su padre le permite quedarse a dormir con sus amigos raperos mientras encienden un porro, y para finalizar sus vestidos extravagantes que lo más que tenían que mostrar eran piel y que fueron parte de la molestia de asociaciones como la Parents Television Council que lamentaron en un comunicado que ni el canal MTV ni la ex estrella de Disney "hayan enviado un mensaje positivo hacía los jóvenes, en lugar de un enaltecimiento a las drogas".

Anuncios
Anuncios

Independientemente de su mala actuación, el canal la utiliza para obtener mayores niveles de audiencia pues: el sexo vende, para muestra, su video más reciente donde simula el final de una relación sexual sobre su cara. La sobre explotada imagen sexual de Cyrus y su reputación que ha estado por los suelos debido a los escándalos y actitudes exageradas, lo que aunado a la de Nicki Minaj y Kim Kardashian con vestidos entallados y cuerpos exuberantes, pero no estéticos, nos muestra que en este tipo de programas lo único importante es la forma (sexual), no el fondo (contenido). 

Los discursos ramplones como el de Kanye West, quien después de querer concientizar los jóvenes lo único que anuncia es su intención de que su célebre esposa pueda ser Primera Dama al lanzarse como candidato a la Presidencia de Estados Unidos en 2020, no son más que el reflejo de la falta de creatividad en los contenidos televisivos que siguen haciendo estrellas a alguien como la misma Cyrus y su contraparte Justin Bieber (con todo y peinado de Donald Trump) que desgraciadamente siguen siendo los parámetros a los que muchos adolescentes en el mundo aspiran a llegar. 

Ni siquiera las actuaciones de cantantes como Demi Lovato o Pharrell Williams (con el logo de Adidas en el trasero) salvaron la entrega, aun cuando dicen que la #Música te transporta a otros mundos, pero no a estos, llenos de consumismo, banalidad y valores superficiales.  Y después de ver esta muestra de decadencia, cambiarle de canal al programa refrito de "Otro Rollo "y de alguien de quien no vale la pena ni hablar, no sabemos si sea recomendable, o bien ver El Último Pitazo de Canal 52, aunque solo pase por Dish. 

Afortunadamente están Netflix y Claro para acceder a lo poco rescatable que puede verse de la televisión, ahora, por Internet.

Anuncios

#Redes Sociales