Lo confieso, “Laura” es mi placer culposo porque, como San Judas, ayuda a los pobres y desesperados. Frente a las cámaras es locuaz y ocurrente, cálida y afectuosa. ¿Que el programa es morboso y explota  la miseria humana? Cierto, pero quien está en situación límite y se le da una ayuda, por pequeña que sea, se presta para romper su intimidad en pos de alivio material o moral.

Parecen ser auténticos los casos de ayuda social como los rescates de personas desaparecidas, la campaña de operación de cataratas y labio leporino, equipamiento de escuelas rurales, denuncias y encarcelamiento de delincuentes comprobados, excarcelación de personas inocentes, comprobación de paternidad, terapia psicológica y otorgamiento legal de patria potestad.

Anuncios
Anuncios

El Estado de México y la Fundación Televisa son los padrinos de estas acciones que engordan su capital político.

Estos casos de urgencia extrema, en un país donde la justicia está del lado de quien tiene dinero, son la baza del tele drama Laura que genera grandes ingresos a la televisora. Ellos lo saben, la consienten y se aseguran de que no se les vaya y los secunde en sus indicaciones, como su vulgar enfrentamiento a una fina profesional de la información, Carmen Aristegui, en octubre de 2013.

Un paro anunciado

A pesar de que varios medios habían comentado su salida del aire, la abogada peruana vocea su regreso: “pésele a quien le pese pues tengo un contrato de exclusividad por muchos años” y así lo corrobora un boletín de prensa emitido el 23 de noviembre por el emporio televisivo.

Optimista, anuncia cambios que serán sorpresa , pues está siendo asesorada por Juan Osorio “el mejor”, según dijo el pasado viernes 18 de diciembre, durante su último programa en vivo que inició el 24 de enero de 2011.

Anuncios

Laura la incongruente

La noticia se presta para analizar al personaje y sus incongruencias: entre las más recurrentes está el manejo interesado que hace de su condición social y su nacionalidad. Se autoproclama “bien naca, bien chola, bien india” pero, según se muevan sus intereses, es 100% italiana o “más mexicana que el chile”.

“Soy del pueblo”, enfatiza para auto-desmentirse y presumir de su padre “el mejor arquitecto y constructor de América Latina” y su hermano quien diseñó el estadio de “las Chivas” de Guadalajara y de su servidumbre que es tratada como de la familia.

Laura, de 64 años, posee varias propiedades de lujo como una residencia en Miami valuada en 1.5 millones de dólares, otra residencia en el exclusivo fraccionamiento “La Herradura” en el Estado de México por la que declaró haber invertido toda su herencia. Su pent-house de Acapulco tiene un valor de 11 millones de pesos según publicó el 12 de febrero de 2012 la revista “Televisión y Espectáculos” en informe de Reporte Índigo..

Anuncios

Ha declarado que “los de la alta” no la quieren, que gracias a “los de abajo” ella es quien es. Posteriormente, desmemoriada como es, lanza besos y abrazos a “su hermano” Jaime Camil padre, “su hermana” Yadira Carrillo quien manda su avioneta privada por ella cuando hay algún sarao “de la alta”, a Pepillo Origel, Carmelita Salinas o Maribel Guardia.

Tiro por viaje hace hincapié en la obligatoriedad de la preparación académica de las mujeres “para que no dependan de ningún desgraciado”, en que ella hacía fotocopias y servía los cafés en una oficina, que daba clases cuando sus hijas eran bebés “amarradas como las indias a la espalda”.

Asimismo enfatiza a voz en cuello su posición privilegiada por su cerebro “y no por mis tetas o trasero”. Con esos preceptos, su hija Alejandra apareció desnuda en “Playboy” en febrero de 2013 y tiempo después posaba para los medios con muy desafortunadas cirugías en labios, glúteos y senos que le dan aspecto de muñeca hinchable; ahora, su intelectual mamá, anuncia entusiasmada que irá a Colombia a “hacerse de todo” con el cirujano plástico. ¿En qué quedamos?, ¿qué tipo de programa conducirá tras esta pausa?, ¿seguirán fieles su televisora y ella hasta la muerte como ella pregona?

  #Televisa #Laura Bozzo