En realidad no podría decir que fue algo que esperara ver. Hace poco en una tienda de discos de la Ciudad de México me encontré con una sorpresa.

Curiosamente, y como para hacer más irónica la situación, esta sorpresa estaba precisamente en exhibición bajo los reproductores iPod de Apple, manejados como los mejores en audio (aunque a decir verdad, los hay mejores).

Tuve que mirar dos veces antes de asegurarme que no me equivocaba, pero ahí estaban: Eran dos cassettes. Uno de ellos, a un precio de alrededor de 400 pesos, era una cinta de Kurt Cobain, el difunto fundador de Nirvana, titulada "Montage of Heck, The home recordings", y el otro era un cassette del demo "No life 'til Leather" de Metallica.

Anuncios
Anuncios

Dado que escuché muchas veces a Nirvana y la verdad siento que después de todo no fueron la gran cosa, preferí centrar mi interés en la cinta de Metallica. Para quien no lo sepa, "No life..." es la base sobre la cual se construyó el primer disco de Metallica, "Kill em All", aunque esta versión tiene dos particularidades.

La primera, es que es una copia exacta del demo, sin regrabaciones de ninguna especie, y presenta la alineación formada por James Hetfield, Lars Ulrich, Dave Mustaine y Ron McGovern.

Mustaine formó Megadeth tras ser sustituido por Kirk Hammett. De McGovern no hay mucho que decir, salvo que fue cambiado por el monstruo que era Cliff Burton y no ha tenido una muy destacada carrera musical.

Independientemente de eso, es precisamente la presencia de Mustaine lo que le da más valor al cassette, permitiendo escuchar las versiones originales de clásicos de la banda, destacándose "The Mechanix", misma que Metallica convertiría en "The Four Horseman" y Mustaine repetiría en su disco debut con Megadeth, "Killing is my Bussiness...

Anuncios

and Bussiness is Good".

Mustaine puede o no ser mejor guitarrista que Hammett, pero sí es diferente y en el demo Hetfield canta de una forma más melódica a momentos, definitivamente no como lo hiciera en el primer disco de la banda.

El sonido a fin de cuentas resulta más fresco y recuerda algo que Metallica parece no estar haciendo desde hace mucho tiempo: El darle con todo. Al menos no desde que grabaron el disco negro o el álbum sinfónico.

Otra cosa que vale la pena destacar es la presentación del cassette. Sin una portada propiamente dicha, imita las cintas que grabábamos en casa, con los títulos de las canciones escritas con pluma, como los que se llevaba uno a la calle o en el carro en tiempos antiguos.

Pronto habrá una versión en disco compacto y en acetato, como ya las hay del álbum de Cobain, pero esas no me interesan.

Aunque me consta que los discos de acetato suenan mejor que los compactos gracias a amigos que están lo suficientemente locos como para tener equipos de audio tan caros como automóviles de lujo, la verdad es que siempre preferí el cassette por ser más práctico y menos susceptible al polvo y otras cosas que ocasionaban ruidos.

Anuncios

Por lo pronto, esta cinta me hizo sacar otras que tenía guardadas y meterlas a un reproductor de marca china que tenía guardado por ahí.

No sé, puede ser que el sonido sea más vivo o más cálido, o simplemente que estoy siendo nostálgico, pero me encanta como suenan.

Si alguien empieza a vender buenos reproductores de cassette, quién sabe. A lo mejor compro uno. #Moda #Tecnología #Viral