La nominación a la 88° versión de los #Premios Oscar de la Academia (AMPAS, por sus iniciales en inglés) no ha estado exenta de controversia; sin embargo, la crítica que más notoriedad ha tenido es la que apunta a la falta de diversidad racial en las nominaciones. Sin ir más lejos, por segundo año consecutivo la lista de quienes compiten por una estatuilla está compuesta exclusivamente de actores blancos. La polémica se ha viralizado a través de las redes sociales con el hashtag #OscarsSoWhite.

El primero en levantar la voz al respecto fue el director Spike Lee, ganador de un Oscar honorífico en la presente versión de los premios de la Academia.

Anuncios
Anuncios

A través de su cuenta de Instagram, anunció que no asistirá a la gala de premiación: "¿Cómo es posible que por segundo año consecutivo los 20 nominados en categorías actorales sean blancos? Y eso sin entrar en las otras categorías, cuarenta actores blancos en dos años". El director de Malcolm X agradeció el premio honorífico que le otorgó la Academia, pero señaló no poder apoyar la premiación por la falta de diversidad étnica en las nominaciones, afirmando que "es más fácil para un afroamericano ser presidente de los Estados Unidos que ser presidente de un estudio de Hollywood". 

Spike Lee no es el único que ha mostrado su descontento y malestar al respecto. Al gesto del director neoyorquino de no asistir a la gala de los Oscar se sumó la actriz Jada Pinkett Smith, esposa de Will Smith. La actriz declaró a través de su cuenta de Twitter "la gente solo puede tratarnos de la manera que les permitamos", e hizo un llamado directo a sus pares a boicotear el evento: pide no asistir a la premiación ni verla por televisión.

Anuncios

Otros que han adherido a esta causa son el actor George Clooney, el director Michael Moore y el productor de la película Straight Outta Compton, Will Packer, quien escribió una carta a la Academia y calificó la situación como "vergonzosa". 

Por su parte, la presidente de AMPAS, Cheryl Boone Isaacs -quien también es de origen afroamericano- expresó su decepción frente a la carencia de diversidad racial en la premiación y afirmó que "es hora de grandes cambios". No obstante, defendió la calidad y el mérito de los nominados en esta versión del galardón, señalando que "no se trata de quitar peso a las películas nominadas. Este ha sido un gran año para el #Cine, basta con repasar todas las producciones". #Racismo