Cuando Justin Bieber se dio a conocer, con 15 años y una voz en extremo puberta, tenía el mercado de las niñas de 8 a 18 años prácticamente comprado, en sus manos. Existe una fascinación en el público femenino hacia un nuevo ídolo masculino, que si le sumas una cara bonita, buenos pasos de baile y una canción tan pegajosa como lo fue Baby, da como resultado un hitazo casi asegurado.

¿Pero qué pasaba con el público masculino y un poco más adulto? La realidad es que muy probablemente cantaban las canciones de Bieber en sus borracheras o en el coche donde nadie los escuchara, pero jamás en público porque ¡cómo un hombre respetable iba a escuchar a un niñito pop cuando existen cosas "alternativas y cool" como Kings of Leon, qué pena!, una preconcepción bastante sin sentido que muchos llegamos a tener, sin poder apreciar la #Música por lo que realmente es.

Anuncios
Anuncios

El pop es comercial, es fabricado, sí, ¿pero qué no lo es toda la música?. Toda música necesita de una producción para existir, de una mente detrás, de no ser así, simplemente no podría escucharse. La música pop es tan valiosa como cualquier otra, es sólo cuestión de gustos.

Pero el canadiense se esforzó por ofrecer cada vez más en su carrera, y de pronto, cuando se le une alguien "hipster" como Skrillex, de pronto Bieber se convierte en alguien sumamente cool que se ha vuelto del gusto de todos sus anteriores detractores y ahora sin pena alguna, lo ponen en sus fiestas.

Es cierto que ha evolucionado musicalmente, es cierto que ha cambiado su físico y ahora es más adulto y tiene una apariencia más "agresiva", lleno de tatuajes, perforaciones y decoloraciones en el pelo y que su comportamiento a momentos parece más el de un pandillero que el de un cantante, ¿esto es lo que lo ha hecho que sea digno del gusto de quienes no lo soportaban? Porque hay que aclarar algo: sigue siendo pop, sigue teniendo voz de niño y sencillamente, sigue siendo Justin Bieber.

Sólo hay que aceptar que es un buen músico, que baila y canta mejor de lo que podemos reconocer y que si ahora no logramos sacar de nuestras cabezas canciones como Sorry o Where Are U Now es porque Justin se ha ido renovando, ha ido mejorando y ha demostrado la madera que tiene.

Anuncios

Disfrutemos la música por lo que es sin fijarnos tanto de quién viene.