En años recientes un nuevo género ha invadido el #Cine, las llamadas películas de adolescentes, cuya temática se centra en un personaje joven (normalmente mujer) en un mundo post-apocalíptico, en donde la única salvación está en la maduración del protagonista, descubriendo de lo que es capaz, encontrando el amor en el proceso, muchas de estas historias basadas en una trilogía de libros. La última película de este tipo en salir es La Quinta Ola, protagonizada por Chloë Grace Moretz, el resultado es una historia poco cautivante aun para los estándares del género.

Desde la aparición de Los Juegos del Hambre y después con la saga Divergente, las historias con una protagonista joven y fuerte parecen ser un buen negocio para los estudios cinematográficos, sin embargo, a pesar de la enorme cantidad de fanáticos, la crítica no ha sido tan bondadosa, después de todo, cómo serlo cuando detrás de esa supuesta imagen de una mujer independiente, al final terminan dándonos una historia donde lo importante no es la acción o las batallas o incluso la maduración del personaje, en realidad todo esto sirve para encubrir la historia de amor detrás de todo esto.

Anuncios
Anuncios

Y al final, La Quinta Ola comete todos estos errores.

Desde el primer tráiler la cinta parecía una historia interesante, una invasión alienígena sin armas o ataques masivos, más bien son las llamadas Olas las que diezman al planeta, dejando a los humanos prácticamente en la edad de piedra. A partir de ahí nuestra protagonista debe madurar y aprender a sobrevivir por su cuenta, no sólo por ella misma, sino para proteger a su hermano pequeño y al mismo tiempo, por si esto no fuera difícil, debe combatir como pueda a Los Otros, como son llamados los extraterrestres en la película, pues el último paso en su invasión es la infiltración y aniquilación de los supervivientes.

Sin embargo, en lugar de explorar este nuevo mundo y los efectos que puede tener en una adolescente de clase media, no sabemos realmente que sucede, las primeras cuatro Olas son mostradas sin impacto alguno, apresurando la historia hasta el momento de la quinta y última Ola, no hay un desarrollo del personaje, todo es estéril y en ocasiones aburrido.

Anuncios

Incluso teniendo en cuenta que la quinta Ola está en proceso (y de tener éxito, significaría el fin de la humanidad), el mayor drama está en la relación entre el personaje de Cassie y Evan (el cual es mitad extraterrestre); parece ser que incluso en el fin del mundo lo más importante para una adolescente es encontrar un hombre apuesto. Por si esto no fuera poco, la cinta nos muestra el primer enamoramiento de Cassie sobreviviendo a la invasión y encontrándose al final, dando paso a un “triángulo amoroso” como es común en este género; en caso de haber una secuela, esto es muy probable.

Al final, La Quinta Ola utiliza todos los clichés y estereotipos de un género que ya de por sí es vacío y cuya imagen de la “mujer fuerte” en realidad encubre una visión simplista y en ocasiones sexista, tan sólo hay que mirar la escena donde Evan le dice a Cassie “no tienes que ser fuerte”, tal vez porque él está ahí para protegerla. En realidad, ella sí debe ser fuerte, después de todo, no hay recursos disponibles y alienígenas encubiertos, ser fuerte no es una opción, la dependencia sí lo es.

Anuncios

Desgraciadamente la cinta ha tenido éxito, lo suficiente para esperar una nueva saga adolescente, esperemos sea la última. #Viral