Ser hijo de un famoso, siempre ha traído más ventajas que desventajas. Por más tedio que signifique llevar el mote “hijo de”, las puertas que se abren, gracias al titulillo, son muchas. Muchas más de las que cualquier otra persona, en similares circunstancias, vería entornar. Por eso siempre he desconfiado de las fotos posadas, con mala cara y actitud rebelde, donde algún joven reza “no quiero triunfar por ser el hijo de”.

Enhorabuena por las intenciones, pero será difícil de lograr si comienzas una carrera así. Ni hablar, si a eso le sumas, un buen uso de las redes sociales. Hijos de famosos que no quieren el reconocimiento público sin logro alguno, pero que hacen un usufructo de Twitter e Instagram tan lucrativo, que es imposible creerles.

Anuncios
Anuncios

Sistine Rose Stallone, es la segunda hija que Silvester Stallone tuvo con la modelo Jennifer Flavin. Tiene 17 y ha comenzado a trabajar como modelo para algunas marcas estadounidenses. En la mayoría de los reportajes que ha concedido, antes o después, articula aquello de “no quiero triunfar por ser la hija de…”, en este caso Rambo. Cosa que el bueno de su padre soporta de maravillas, lleva 40 años con un castigo de bipolaridad insondable. Para unos es Rocky y para otros es Rambo, pero solo para un 10 % de la población mundial es Silvester Stallone.

Y allí va él, tan a gusto y acostumbrado, a saludar a fanáticos que al grito de “ey Rambo” le devuelven la vida. Su hija del medio, es más ambiciosa, quiere triunfar en las pasarelas y no está dispuesta de resignarse a un triste mote.

Probablemente, durante un tiempo, tenga más suerte que su padre.

Anuncios

A saber, es guapa, rica, vive en New York y tiene cuenta en Instagram con más de 5 mil seguidores. Algunas condiciones que su padre no tenía, pero fundamentalmente, es de las chicas que aprovecha cuanta fotografía se toma para fruncir los labios y ladear ligeramente la cabeza. Es decir que, aunque no triunfe como modelo, hace de ello al menos 10 veces al día.

No cree que en futuro incursione como actriz, ¿para qué?, “trabajar de modelo es como actuar”, asegura convencida la joven Sistine. #Cine #Televisión