Seis horas de espectáculo que empezaron con el Kickoff que duró dos horas, y que incluyó tres combates y la presentación del nuevo Woman's Championship en sustitución del de las divas. Kalisto derrotó a Ryback por el USA Championship, el Team Total Divas derrotó al Team BAD y Los Usos ganaron a Los Dudley Boyz.

Luchas show principal

Al igual que sucediera en 2015, Wrestlemania empezó con el ladder match por el título Intercontinental. El campeón Kevin Owens partía como favorito y se mostró fuerte y dominante durante toda la lucha. A pesar de ello, todos los participantes dieron buen nivel y los dos mejores momentos del combate los dio SinCara en dos movimientos aéreos impactantes.

Anuncios
Anuncios

Pero las sorpresas no acabaron ahí, el que se hizo con el título fue Zack Ryder después de aprovecharse de la lentitud y confianza de el Miz para coger el cinturón.

Después de esa lucha, llegaba el presumible final de una gran rivalidad. AJ Styles y Chris Jericho se medían por cuarta vez, esta en Wrestlemania y con un feudo bien construido. La lucha tuvo emoción, tensión y buenos momentos. Una pelea que se llevó Chris Jericho después de aplicar un decodificador en el aire a Styles. 

Y llegaba el turno para New Day y su presentación, saliendo de una enorme caja de cereales para enfrentar a la League of Nations. El combate mostró a New Day ejerciendo claramente como face, mientras que la rudeza y las argucias corrían a cargo de la League of Nations. Fue una de estas "trampas" las que permitieron a los heel ganar después de que Barrett conectara un Bullhammer a Xavier Woods cuando Sheamus distraía al árbitro para, posteriormente, aplicarle una brogue kick y hacer la cuenta de tres sobre Woods.

Anuncios

Una vez acabado el combate, Barrett hizo una promo recalcando que nadie en la historia había sido tan fuerte como la League of Nations, hasta que aparecieron Mick Foley, HBK y Stone Cold para sacarlos del ring y festejar con New Day. 

Luego vino uno de los combates más esperados por todos, Brock Lesnar contra Dean Ambrose. Fue corto y no tan extremo como se esperaba. Las expectativas superaron a la realidad, y Dean Ambrose sucumbió ante Lesnar después de 13 suplex y un F5 sobre un ring cargado de sillas. La bestia no utilizó ninguna de las herramientas permitidas, y Ambrose tan sólo palos de kendo y sillas, algo habitual en combates sin DQ que se dan de tanto en tanto en la WWE.

Hubo un combate que superó y con creces a casi todos los demás, la triple amenaza de divas por el ya Woman's Championship. Un enfrentamiento dinámico, en el que las tres luchadoras mostraron todo su arsenal. Becky y Sasha tuvieron sus momentos de victoria pero fue Charlotte quien, con ayuda de Flair, retuvo. 

El momento Undertaker llegó con el Hell in a Cell que fue de lo mejor de Wrestlemania.

Anuncios

Shane sacó todo su repertorio: su famoso Coast to Coast, su estilo de golpear y sobretodo un lanzamiento desde arriba de la jaula que impactó directamente con la mesa de comentaristas. 

Después de esto, Taker aplicó el Tombstone y se llevó la victoria. Ambos luchadores fueron ovacionados al final. 

No hay Wrestlemania sin The Rock, y éste salió para agradecer al público y dar el dato de récord de asistencia en un Wrestlemania, con más de 100.000 espectadores. Todo iba bien hasta que la familia Wyatt entró y tuvieron un encuentro que acabó con The Rock derrotando en un combate de seis segundos a Erick Rowan. Cuando la familia Wyatt entraba al ring para acabar con The Rock, ocurrió esto: 

La batalla André el Gigante tenía a Big Show, Mark Herny y Kane como favoritos, pero fue Baron Corbin de NXT quien se hizo con el trofeo. En la batalla pudimos ver al ex jugador de la NBA Shaquille O'Neal. 

Main Event

Triple H apareció acompañado de Stephanie para enfrentar a Roman Reigns. El combate en sí fue lento, no estuvo a la altura de lo que se esperaba, pero tuvo tensión y momentos críticos para ambos. Finalmente, Roman Reigns consiguió la victoria y se convierte en el nuevo WWE WHC. 

#Televisión