Seis temporadas atrás, Daenerys Targaryen pisó fuerte con su carta de presentación en Juego de Tronos a través de una jugosa historia —además de su desnudo integral—. Desde un primer momento se presenta como una delicada joven que sobrevive bajo la sumisión de su cruel hermano. Sufridora y débil, en pocos capítulos logra realizar un cambio de actitud descomunal, cogiendo así als riendas de su vida y convirtiéndose en heroína por excelencia y la gran favorita de los seguidores de la serie. Pero como pasa en algunas ocasiones, ha resultado finalmente ser un caso más donde se aplica ese dicho que cita "mucho ruido y pocas nueces".

En un inicio no pinta nada mal su trama, pues en un periodo bastante breve, y con la motivación de conseguir el Trono de Hierro, consigue varios títulos así como protagoniza uno de los momentos más míticos: la creación de los dragones.

Anuncios
Anuncios

No obstante, es a partir de entonces cuando empieza a decaer todo lo que sucede a su alrededor.

Los capítulos pasan sin pena ni gloria para ella, pues inicia una serie de procesiones en las que se dedica a conquistar algunos pueblos y a liberar esclavos para conseguir formar un amplio ejército. Al principio interesante, después repetitivo hasta aburrir. Su trama apenas avanza, y su típica frase "Soy Daenerys de la Tormenta..." empieza a ser objeto de burla por parte de los espectadores. De amada a odiada, pasa a formar parte de las tramas con menos interés de la serie. Llegados a ese punto ya nadie apuesta por su liderazgo, ni mucho menos por su posesión del Trono. 

Por contra, su encuentro con Tyrion Lannister en la quinta temporada llega como una luz al final del túnel para Khaleesi: tal vez ahora las cosas se ponen interesantes.

Anuncios

Pero para decepción de muchos, este encuentro dura menos que un suspiro, pues la joven vuelve a encontrarse en un lugar en el cual parece no disponer de mucho margen de maniobra.

Y así ha sido como una de las grandes favoritas de Juego de Tronos ha llegado a ser un cero a la izquerda. Tal vez algún día renazca de las cenizas y juegue todas sus cartas, pero por el momento, la cosa para ella sigue tan estancada como de costumbre. #Televisión