Con el fallecimiento de Leonorilda Ochoa “La Pecas” se cierra un capítulo más de las series de #Televisión de sus inicios, que estaban llenas de sana alegría y de humor blanco.

Al igual que los “Beverly de Peralvillo” series como “La Carabina de Ambrosio”, “El Chavo del Ocho”, “Hogar Dulce Hogar”, “El Club del Hogar”, “El Show de los Polivoces”, “Papá Soltero” y muchas más, han sido olvidadas por las televisoras nacionales.

Llenas de humor blanco, bromas sanas y mensajes que enaltecían los valores, estas series al igual que muchas otras, conformaban la barra de comedias de #Televisa.

Sabemos que los tiempos cambian, pero el verdadero valor que poseían estas series, era principalmente el de tener la fortaleza de reunir a la #Familia entera alrededor de la sala o el comedor durante la cena, para disfrutar todos los días de una diversión sana y gratuita.

Anuncios
Anuncios

Aunque no estamos en contra del cambio y de los adelantos tecnológicos, sería muy conveniente que las productoras de televisión, voltearan a recuperar este tipo de barras de comedias sanas y familiares.

En la actualidad, al querer sentarte con tus hijos a ver la televisión, solo encontramos comerciales y programas cargados de sexo, groserías, nulo humor, drogas y muertos.

La sociedad mexicana merece una televisión de calidad y no la basura de programas importados y presentadores extranjeros que solo traen crítica a nuestra gente, malos comentarios, groserías y pésima producción.

Ya no existe la calidad ni mucho menos la creatividad, a pesar que el medio está plagado de jóvenes egresados de la carrera de comunicación de diversas universidades.

Antiguamente con pocos recursos económicos pero con gran imaginación, sentido del humor, buen gusto y respeto, se podían crear series divertidas y tan inolvidables que el día de hoy, todavía estamos hablando de ellas como parte de un recuerdo del México que se perdió.

Anuncios