Muchas son las sorpresas que nos está regalando la sexta temporada de Juego de Tronos, pero para algunos de los fans resultan bastante negativas pese a la buena crítica general. Mientras una parte asegura que esta temporada está siendo frenética, la otra parte opina todo lo contrario.

La decepción ha ido en aumento conforme pasaban los capítulos, y son varios los puntos a destacar. Primero de todo, los más fieles seguidores critican lo predecible que resulta todo en esta última temporada. El ejemplo más claro fue la resurrección de Jon Snow, pues era algo más que sabido y que no dejó mucho lugar al suspense. Además, los más críticos opinan que podrían haber alargado el momento en vez de resolver la trama en el segundo capítulo, y de una forma tan rápida y carente de emoción.

Anuncios
Anuncios

Por otro lado, las muertes que se han ido produciendo son las más previsibles de todo su historial. Cierto es que el destino de Hodor fue indiscutiblemente halagado, pero ha sido de las pocas cosas que han valido verdaderamente la pena. Los fans empiezan a adivinar cómo se desarrollarán las tramas y cuáles serán las siguientes muertes, haciendo así imposible el factor sorpresa.

Otro punto negativo es la inmediatez de los acontecimientos: todo está sucediendo muy rápido. Esto a priori no debería ser algo malo, pero Juego de Tronos siempre se ha decantado por un estilo que requería un ritmo pausado que favorecía el buen desarrollo de las tramas. El hecho de que la sexta temporada avance tan rápido hace pensar a algunos seguidores que Juego de Tronos ha perdido parte de su esencia. Además, algunos consideran que se nota demasiado que los libros no están escritos y culpan a George R.R. Martin por ello, pues parece que la serie navega a la deriva al no tener las pautas literarias.

Anuncios

Por último, y para hacer más sangre en la herida, la conclusión de muchos seguidores es que Juego de Tronos se está preparando para el último adiós y se percibe cierta prisa por dirigir todas las tramas hacia el gran desenlace. No obstante, también sería fácil pensar que cuanto más buena ha sido una serie, más exigente se vuelve el público que espera ansioso cualquier puntilla para saltar.

Tal vez el final acalle todas las bocas que alardean de saber quién se quedará el trono de hierro y quienes sobrevivirán en esta despiadada guerra. ¿Qué opinas tú? #Televisión