Ya han pasado unos días desde el estreno del noveno capítulo de Juego de Tronos, uno de los más aclamados por los fans. Si se suele necesitar un tiempo para superar el duelo que esta serie provoca, en esta ocasión no ha sido necesario, por primera vez han ganado “los buenos”. No obstante, la muerte de Rickon y Ramsay no han sido del todo satisfactorias, pues el primero supone una muerte más para los maltratados Stark y el segundo es un uno de los personajes más jugosos de la serie. Sus pérdidas dejarán huella, sobre todo del segundo. Es por ello que los actores que encarnan a estos dos personajes han querido hablar de su muerte en La batalla de los bastardos.

Anuncios
Anuncios

Art Parkinson es el nombre real del joven Stark, y aseguró en una entrevista que no sabía que iba a morir hasta días antes del rodaje, lo cual fue una sorpresa agridulce para él. Por una parte, no quería dejar la serie con la que tanto estaba disfrutando, pero por otro lado, le encantó la forma de despedirse para siempre. “Fue muy triste dejar ir al personaje, pero me explicaron cómo iba a morir y sonó muy bien. Me gustó que se tratara de una gran muerte". Tan importante era esta escena, que necesitaron dos días para ensayarla, ya que la forma en la que recibía la flecha era crucial para un momento tan dramático. Además, el joven tuvo que correr varios kilómetros en total, contando las repeticiones,  y resultó un trabajo bastante costoso, pero gratificante. “Fue muy divertido grabarlo y también muy emotivo correr hacia Jon".

Por otro lado, el actor señala a los guionistas cuando le peguntan por qué Rickon ejecutó un recorrido recto y lo dejó tan fácil a su asesino, pues si por él hubiera sido, habría hecho lo posible para salvarse.

Anuncios

 

Iwan Rheon, el actor que interpreta a Ramsay Bolton, solo tiene palabras positivas referentes a su muerte. Le parece brillante que fuera Sansa la encargada de sentenciarlo. Pero lo que más le entusiasmó del guion es que fuera su fiel perro el encargado de acabar con su vida.  "Creo que es muy apropiado. Siempre utiliza a sus perros así que es justo que sean ellos los que finalmente acaben con él. Al contrario que el joven Stark, Iwan se alegró de su muerte, no porque quisiera abandonar la serie, sino porque reconoce que Ramsey se merecía la más cruel de las torturas. Afirma que ya era hora que los buenos ganaran: “creo que esto nos ayuda a avanzar hacia la gran conclusión que todos esperamos para Juego de Tronos"

En cuanto a su última escena, el actor reconoce haberse sentido un poco incómodo al tener tanta sangre encima y tantas prótesis puestas. Además, interpretativamente fue complejo, pues los perros no estaban realmente ahí, se añadieron en post-producción.

Y referente a la última conversación con Sansa, en la que Ramsay le dice que ahora es parte de ella, Iwan opina que no es otra cosa que una metáfora: él la ha destruido, y como consecuencia la ha fortalecido por dentro, con lo que ahora es parte de ella, de su presente y su futuro.

Anuncios

Echaremos mucho de menos a estos dos personajes. #Televisión